La Unión

Un pandillero la violó, quedó embarazada, su bebé murió y la condenaron a 30 años de cárcel

Evelyn Hernández Cruz guardó el secreto de su violación y asegura que ignoraba que estaba embarazada hasta que parió un bebé muerto en su casa. En El Salvador cualquier forma de aborto está penalizado y se castiga a la mujer y al médico que lo practica. A la joven de 19 años la sentenciaron a prisión por homicidio agravado.

La defensa de la joven anunció que apelará la sentencia.

Un pandillero la violó, quedó embarazada, su bebé murió y la condenaron a 30 años de cárcel
8 de julio de 2017 - 12:32

Luego de ser víctima de violencia sexual en la pequeña comunidad de El Salvador donde vivía, Evelyn Beatriz Hernández Cruz quedó embarazada. Guardó el secreto de su violación por miedo; su agresor era un pandillero que abusó de ella durante varios meses como parte de una relación sexual forzada, explica el diario The Guardian.

La joven, que en aquel momento tenía 18 años asegura que desconocía que estaba embarazada. El 6 de abril de 2016 estaba en su casa y sintió fuertes dolores en el vientre y espalda. Fue al servicio sanitario donde dio a luz a un bebé muerto y se desmayó.

Su madre buscó ayuda parta trasladarla al hospital Nuestra Señora de Fátima, de la ciudad de Cojutepeque, donde fue atendida por una hemorragia vaginal producto de un parto extrahospitalario, pero no daba razón del recién nacido. Según dijo, no sabía que había abortado.

Las autoridades iniciaron la investigación, rescataron en la casa de la joven el cuerpo sin vida del bebé y en un primer momento fue acusada de haber tenido un aborto provocado, pero durante el proceso judicial se cambió la tipificación del delito por otro de mayores consecuencias.

Evelyn Hernández, de 19 años, ha permanecido presa en la cárcel de mujeres desde el incidente y este miércoles fue condenada a 30 años de prisión acusada de homicidio agravado. La juez dio como válidos los alegatos de la Fiscalía de que Hernández no buscó asistencia prenatal porque no quería al bebé y lo tiró a un inodoro tras matarlo.

Los forenses no han sido capaces de determinar si el bebé murió en el útero o una vez fuera. Pero, según el diario La Prensa Gráfica, los alegatos de “emergencia obstétrica” presentados por la defensa no convencieron a la jueza.

Con información de Univision.

Noticias relacionadas

Secciones