La Unión R800 AM

Un atentado en el Metro de Londres con “cubo bomba” causa al menos 18 heridos

Foto: EFE.

Un atentado en el Metro de Londres con “cubo bomba” causa al menos 18 heridos
15 de septiembre de 2017 - 08:45

Una explosión en el Metro de Londres ha causado al menos 18 heridos que han sido trasladados a varios hospitales de la capital británica, ninguno en estado crítico, y la mayoría con quemaduras. El atentado se produjo poco después de las 8:15 horas local (3:15 de Paraguay), al paso del metro por la estación de Parsons Green de la Disctrict Line, al este de la ciudad.

“Por el momento sabemos que varias personas sufrieron heridas” en una explosión en un tren que estaba detenido en la estación de Parsons Green, dijo en un comunicado la policía, que lo considera un acto “terrorista”. La “premier” Theresa May ha convocado una reunión del gabinete de emergencia Cobra a raíz de la explosión.

“Tengo presente en mis pensamientos a los heridos de Parsons Green y a los servicios de emergencia que, una vez más, están respondiendo rápida y valientemente a este presunto suceso terrorista”, dijo May, mientras el alcalde de Londres, Sadiq Khan, aseguraba que la ciudad “nunca se dejará intimidar o derrotar por el terrorismo”. También el presidente de EEUU, Donald Trump, ha reaccionado, como es habitual en él, a través de Twitter, para reclamar más “mano dura” contra los “perdedores terroristas”, “enfermos y dementes”.

Varios testigos han asegurado que las víctimas sufrieron heridas en la cara después de que explotara una caja blanca que iba oculta dentro de una bolsa del Lidl y que causó una “bola de fuego” dentro del vagón. Tras la explosión se desencadenaron escenas de pánicos, con pasajeros huyendo y saliendo del metro londinense, lo que provocó, al parecer, una estampida.

El portavoz de Scotland Yard ha confirmado que el artefacto usado fue un cubo bomba a modo de dispositivo casero “improvisado” que falló probablemente en el momento de la explosión y que tenía un temporizador. La policía busca al parecer un segundo explosivo y ha extremado las precauciones en las líneas del metro.

El vicecomisario de Scotland Yard Neil Basu ha confirmado entre tanto que la Unidad de Contraterrorismo se ha puesto al frente de la investigación.

El servicio de ambulancia de Londres ha confirmado que se encuentran en la estación donde se ha producido la explosión, a donde también se han desplazado dos dotaciones y alrededor de 50 bomberos.

En un comunicado, el servicio de ambulancia ha asegurado que recibieron el aviso a las 08.20 hora local y hasta Parsons Green se desplazaron varios vehículos sanitarios que están valorando el “nivel y la naturaleza de las lesiones” de los heridos.

El secretario de Exteriores, Boris Johnson, ha pedido “calma” a la población. “La información que tenemos es limitada y es importante no especular en estos momentos”, dijo Johnson, ex alcalde de Londres. “La gente debería mantener la calma y seguir adelante con sus vidas de la manera más normal posible”.

“Estamos al corriente de un incidente en la estación de metro de Parsons Green. Policías están en el lugar”, escribió la policía en la red social Twitter. Las autoridades han enviado un equipo de respuesta por sustancias peligrosas a la estación de Londres donde se ha producido la explosión.

La explosión ocurrió en la parte trasera de un tren en la estación elevada (lo que permitió una evacuación más rápida de pasajeros) de Parsons Green, cerca del barrio de Wimbledon. La línea entre Earls Court y Wimbledon ha sido cortada y se aconseja a los usuarios tomar rutas alternativas.

Emma Stevie, una pasajera, escribió en Twitter: “Estoy a salvo, pero tuve que correr para salvar mi vida. Una gran estampida, muchos heridos. No estoy segura, pero han mencionado una explosión”.

Otro testigo, Richard Aylmer-Hall, de 53 años, que viajaba en la District Line en dirección hacie el centro de Londres, recordó las escenas de pánico: “Había una mujer en la plataforma gritando y diciendo que había visto una bolsa y fuego saliendo de ella, y era obvio que algo había explotado. La gente salió corriendo a empujones y hubo heridos por las estampida. Vi una ambulancia tratando a dos mujeres”.

Riz Lateef, presentadora de la BBC, fue testigo del incidente camino del trabajo. “Hubo un momento de pánico cuando el tren paró la gente salió corriendo, después de haber oído algo que pareció una explosión”, relató. “Había mucha gente con cortes y heridas, intentado volar del lugar”.

Otro testigo, de nombre Sham, declaró que vio a un hombre con toda la cara ensangrentada y que había gente llorando.

Había mucha gente cubierta de sangre y cojeando. Vi a un tío con la cara cubierta de sangre. Nunca vi algo así”, añadió.

Las escenas trajeron a la memoria de los londinenses los atentados del 7 de julio del 2005, cuando 56 personas resultaron muertas y 700 heridas en tres explosiones en el metro y en un autobús. La capital británica ha sufrido este año dos graves atentados, en el puente de Westminster y en London Bridge con 12 fallecidos y más de un centenar de heridos.

 

Con información de EL MUNDO.

Noticias relacionadas

Secciones