La Unión

Propietarios de discotecas y bares son procesados por ruidos molestos

Ocurrió en Ciudad del Este, capital del Alto Paraná.

Imagen ilustrativa.

Propietarios de discotecas y bares son procesados por ruidos molestos
24 de septiembre de 2017 - 13:29

La fiscala Zunilda Ocampos Marín, de la Unidad Especializada en Medio Ambiente, presentó varias imputaciones contra los dueños de locales nocturnos que operan en los barrios Boquerón y Catedral de Ciudad del Este. Lo hizo dentro de las investigaciones abiertas por contaminación de aire y emisión de ruidos molestos y polución sonora. Los procesados son; Ian Maidana Parquet, Alejandro Benítez, Olga Irala Feltes y Helio Giovanni Pancier.

Maidana Parquet y Benítez son propietarios del local denominado “Paseo del Lago”, ubicado sobre la avenida Mariscal Estigarribia y Rogelio Benítez del barrio Boquerón de la capital del Alto Paraná. La denuncia fue formulada el 7 de setiembre pasado por los vecinos, que crearon una comisión especial para impulsar la acción.

Según la pesquisa los responsables del local nocturno habrían realizado varias fiestas bailables con shows en vivo, emitiendo música a alto volumen que superaron los decibeles establecidos para la noche y madrugada. De igual manera, la Fiscalía corroboró que el negocio no contaba con los documentos de habilitación, como la licencia ambiental, la aislación acústica y medida de seguridad de aglomeración de mucha gente.

Los denunciantes señalaron que los ruidos molestos comenzaban cerca de las 22 horas hasta a las 5 de la mañana, tornándose insostenible la situación, por lo que pidieron la intervención de las autoridades.

DISCOTECA “GAVANAH”

A su vez, Irala Feltes es responsable de una discoteca denominada “Gavanah”, que funciona en avenida 11 de Setiembre del barrio Catedral de Ciudad del Este. La acción en su contra fue formulada en Mesa de Entrada de la Fiscalía el 13 de junio de 2017, por la gerencia del Hotel Casino Acaray, situada en las inmediaciones del lugar.

Fue luego de que los huéspedes del hotel comenzaron a quejarse en reiteradas oportunidades sobre los ruidos molestos que emitía el local bailable y que no les dejaban descansar. Asimismo, los lugareños llamaban al hotel para quejarse de los ruidos, al pensar que aquellos provenían del casino.

La Fiscalía del Medio Ambiente pudo confirmar que las músicas provenían de “Gavanah” y que sobrepasaban los decibeles. Desde unos 50 metros el volumen que se escuchaba era de 70 decibeles, siendo 00:50 horas. Luego a la 01:20 era de 60 decibeles, después subía hasta 90, según los resultados de las mediciones que obran en la carpeta de investigación fiscal.

De igual modo, el Ministerio Público procedió a verificar el sitio, constatándose que no contaba con ninguna medida de seguridad ni otros servicios indispensables para resguardar la integridad física de las personas que concurrían en el sitio.

CONOCIDO RESTAURANTE

La lista de procesados también incluye a Giovanni Pancier, propietario del conocido restaurante “Fast Way”, que funciona en la avenida Rogelio Benítez del barrio Boquerón de la capital departamental, donde supuestamente se realizan shows en vivo, molestando a los pobladores. El comerciante fue intimado a presentar las documentaciones exigidas para la preservación del medio ambiente.

La fiscala Zunilda Ocampos solicitó la aplicación de medidas alternativas a la prisión preventiva para todos los imputados, que deberán cumplir ciertas reglas de conductas impuestas por el Juzgado Penal de Garantías.

 

  • Información del Ministerio Público

Noticias relacionadas

Secciones