La Unión

Por un celular, mataron a universitaria de un balazo

Una joven estudiante fue asesinada por motochorros en la zona del microcentro de Asunción luego de resistirse a entregar su teléfono celular. El lamentable hecho ocurrió en la madrugada de este miércoles casi frente a un conocido bar del centro capitalino, en la intersección de las calles Palma y Garibaldi.

Neilí Bareiro. / Foto (izq): ABC Color.

Por un celular, mataron a universitaria de un balazo
16 de agosto de 2018 - 09:09

La víctima fue identificada como Yeymmy Naili Bareiro Aquino, de 20 años, oriunda de la compañía Cabañas de Caacupé, Cordillera, pero actualmente residía en la casa de unos parientes en la ciudad de Lambaré, Central, ya que estaba cursando el tercer año de la carrera de Odontología en una universidad privada de Asunción.

La fiscal del caso, Claudia Penayo, explicó que la chica estaba compartiendo con unos compañeros en el bar conocido como “Choppería Del Puerto”, cuando recibió una llamada en su celular. La joven salió del sitio para atender el llamado y se trasladó hasta la vereda. “Un compañero quiso salir detrás de ella pero le hizo un gesto con la mano de que espere, y se alejó un poco más”,  explicó en contacto con La Unión R800 AM.

Fue en ese momento que fue atracada por dos malvivientes a bordo de una motocicleta exigiéndole que entregue su celular. Bareiro forcejeó con los individuos, cuando uno de ellos reaccionó dándole un disparo a la altura de una de las axilas. “No tuvo orificio de salida. Tuvo que hacerse una autopsia para la extracción de la bala”, detalló la agente, afirmando que se trata de un proyectil de arma calibre 32.

Indicó que el amigo de la víctima que se había predispuesto a acompañar a Bareiro vio y escuchó todo lo que pasó, aunque no pudo identificar a los malhechores debido a que el hecho se produjo en una zona oscura de la calle Garibaldi.

En este orden, Penayo señaló que, como los asaltantes se llevaron el celular de la joven, el Ministerio Público pedirá informes a la empresa telefónica de la cual la víctima era cliente para rastrear la ubicación de la tarjeta SIM y tener posibles informaciones sobre los malvivientes. Sobre el punto, dijo que es imposible acceder directamente a la localización del teléfono debido a que la marca del móvil en cuestión tiene una serie de bloqueos de acceso a datos.

El cuerpo ya fue entregado a los padres, quienes residen en Caacupé, donde se realizó el velatorio.

Noticias relacionadas

Secciones