La Unión

¿Por qué navidad el 25 de diciembre?

Imagen ilustrativa / myculturedpalate.com

¿Por qué navidad el 25 de diciembre?
24 de diciembre de 2017 - 18:11

La palabra navidad viene viene del latín “Nativitate”, que significa: Nati, nacimiento; vita, de la vida; te, para ti. Es decir, nacimiento de la vida para ti.

En la fecha se recuerda el nacimiento de Jesús, conocido como el Emmanuel, el Dios que se hizo hombre y vino al mundo. Según la tradición judeocristiana, con la llegada del Salvador, también se abre la vida (el nuevo nacimiento) a todos.

¿Por qué celebramos el 25 de diciembre la natividad de Cristo?

En el siglo II de nuestra era (100 años después del nacimiento de Cristo), los cristianos sólo conmemoraban la Pascua de Resurrección, ya que consideraban irrelevante el momento del nacimiento de Jesús y, además, desconocían absolutamente cuándo pudo haber acontecido. Los Evangelios (libros que narran la vida de Cristo), no dan detalles de la fecha ni del tiempo que pudo haber sido la natividad del Señor.
Durante los siglos siguientes, algunos teólogos, basándose en los textos de los Evangelios, propusieron datarlo en fechas tan dispares como el 6 y 10 de enero, el 25 de marzo, el 15 y 20 de abril, el 20 y 25 de mayo y algunas otras. Pero el papa Fabián (236-250) decidió cortar por lo sano tanta especulación y calificó de sacrílegos a quienes intentaron determinar la fecha del nacimiento del nazareno. La Iglesia armenia fijo el nacimiento de Cristo el 6 de enero, mientras otras iglesias orientales, egipcias, griegas y etíopes propusieron fijar el natalicio en el día 8 de enero.

Finalmente, dado que en el concilio de Nicea (año 325) se declara oficialmente que Jesús es Dios (sosteniendo que el padre y el hijo son el mismo), se decidió fijar el natalicio de Cristo durante el solsticio de invierno (en el hemisferio norte) o sea, el 25 de diciembre, fecha en que se festejaba el nacimiento de variadas deidades romanas y germanas. Según algunas hipótesis, es muy probable que los distintos Papas, a largo de la historia, eligieran el 25 de diciembre para conmemorar el nacimiento de Jesús con el fin de que los fieles cristianos se apartaran de las celebraciones paganas del solsticio de invierno.

La fiesta de la Natividad de Jesús venía así a ocupar el lugar de las fiestas saturnales y otras propias del invierno en Roma.

Pero años después, con el Papa Liberio (352-366), recién se tomó como fecha inmutable y oficial de navidad la noche del 24 al 25 de diciembre, día en que los paganos de la actual capital italiana celebraban el Natalis Solis Invicti, el nacimiento del Sol Invicto (un culto muy popular y extendido al que los cristianos no habían podido vencer o prescribir hasta entonces). Que es la misma fecha en que todos los pueblos contemporáneos festejaban la llegada del solsticio de invierno. Sin embargo las iglesias orientales continúan festejando la Navidad el 6 de enero.

Con la instauración de la Navidad también se recuperó en Occidente la celebración de los cumpleaños, aunque las parroquias europeas no comenzaron a registrar las fechas de nacimiento de sus feligreses hasta el siglo XII.

Lo cierto es que la fecha exacta del nacimiento del Divino Niño no se sabe con exactitud y esta fecha es un día para reflexionar sobre ese momento en que Dios se hizo hombre para salvar a la humanidad según la tradición cristiana.

 

Con información de National Geographic, Diócesis de Canarias y ACI Prensa.

Noticias relacionadas

Secciones