La Unión

“Pido disculpas, pero no me parece muy violento”, dice organizadora del #25NPY sobre graffitti en iglesia

Noelia Díaz, una de las organizadoras de la manifestación #25NPY realizada el sábado pasado, se refirió a la pintata realizada en la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP), en la que un graffiti expresaba ‘quema a iglesia’. “Veremos de dónde provino eso. De todas maneras no me parece demasiado violento. Fue muy linda nuestra marcha”, dijo.

Gentileza.

“Pido disculpas, pero no me parece muy violento”, dice organizadora del #25NPY sobre graffitti en iglesia
27 de noviembre de 2017 - 11:11

Noelia Díaz, de la organización #25NPY, pidió disculpas con respecto a lo ocurrido el pasado sábado en la Conferencia Episcopal Paraguaya, donde manifestantes que formaban parte de la movilización en defensa de los derechos de las mujeres realizaron pintatas como “quema a iglesia”. “Como luego de cada marcha, vamos a hacer unas evaluaciones y veremos de dónde provino eso. Hubo muchos graffittis, pero justo ese no vi. De todas maneras no me parece demasiado violento”, dijo.

“Hay que decir que en estas movilizaciones casi ni policías había. De hecho, no hubo ni un solo hecho de violencia. Es más, se utilizaron miles de expresiones a través del arte con mensajes super contundentes y nada violentos”, expuso. En referencia al primer punto señalado, aseveró: “pido realmente disculpas si es que se dañó algún tipo de patrimonio histórico o cultural con esas grafftis. Obviamente si es que hay repararlos, probablemente lo hagamos. Pero, vamos na, demasiado pacífica y linda fue nuestra manifestación”, afirmó.

Resaltó la organización de la marcha, destacando que la lluvia caída durante gran parte de la jornada del sábado no redujo el entusiasmo de los manifestantes. “El feminicidio ocurrido el fin de semana pasado justamente nos dio mucha más fuerza más allá de la lluvia, que no nos amilanó”, señaló que comunicación con La Unión R800 AM.

Indicó que la manifestación se enfocó en decir “basta” a todos los casos de asesinatos a mujeres, niñas, trans e indígenas, con el objetivo de que los números disminuyan y desaparezcan. Así mismo, la meta de la marcha fue poner en relieve los espacios que a las mujeres históricamente le fueron negados o perdidos. En este orden, mencionó que “instamos a los hombres a que dejen esos lugares de privilegio y que nos permitan acceder a esos sitios donde nos merecemos estar”.

Así mismo, cuestionó que en los servicios de justicia de nuestro país aún no se sepa manejar casos como de violencia contra mujeres o feminicidios, ya que “es necesario que se apoderen de las herramientas jurídicas para protegernos, especialmente a nuestras niñas”. En ese sentido, dijo que inclusive existen fiscales que ni siquiera conocen cómo proceder ante determinadas situaciones en que niñas o mujeres fueron víctimas de violencia.

Díaz dijo que las manifestaciones son solo una base para tratar de que la realidad sea diferente para las mujeres, ya que “la sociedad en su conjunto debe colaborar para cambiar todo este sistema machista y patriarcal, que es el que ocasiona que exista tanta violencia contra las mujeres, niñas y adolescentes”.

Noticias relacionadas

Secciones