La Unión

Películas coreanas de terror, brutales y sangrientas

Cultura colectiva apartó 7 películas de terror coreanas, que los norteamericanos jamás podrán superar o igualar la violencia o la brutalidad.
Películas coreanas de terror, brutales y sangrientas
10 de abril de 2018 - 16:07

¿La razón? El imaginario colectivo de los gringosinfluenciado solamente por la religión y los crímenes atroces no tiene nada qué ver con los cientos de años de historias perturbadoras sobre espíritus asesinos o atemorizantes que se narraban en las tradiciones asiáticas. En pocas palabras: la cultura de ese lugar del mundo es mucho más cruda y pesimista que en Estados Unidos, lo cual hace que sus historias sean más impactantes e inolvidables.

Asimismo, parece ser que Estados Unidos aún teme mostrar demasiada violencia o brutalidad sangrienta en la pantalla. Su material es demasiado limitado por miedo a recibir críticas y por esa razón sus trabajos no podrán compararse nunca con ninguna de las siguientes cintas que son parte de las más brutales en la historia del cine coreano y que sirven como prueba de que sólo los asiáticos deberían hacer cine de terror, ya que tienen más formas de profundizar en el alma humana, su perversión y los miedos que puede albergar.

Bedeviled (2010)

Jang Cheol-soo

Difícil pensar en otra película tan perturbadora y cruda que pueda superar a este trabajo. La historia sigue a una mujer deprimida y harta de su vida convencional que decide viajar hacia una isla. Sin embargo, al llegar nota que el lugar no está desarrollado y que todos parecen ser esclavos y seres violentos. En poco tiempo todo se convierte en un festín de sangre y abuso del que quieren escapar constantemente, sin lograrlo. El trabajo pone los nervios de punta, nos hace cuestionar la bondad humana y muestra cómo el espíritu de alguien puede romperse si es llevado hacia el límite.

The Wailing (2016)

Na Hong-jin

Considerada una de las mejores películas de terror de la historia, The Wailing sigue a un oficial de policía que comienza a investigar un caso bastante peculiar: una enfermedad que provoca que las personas tengan episodios violentos y asesinos, sólo para después morir por el virus. El hombre se adentra en la investigación y cuando nota los efectos que tiene en la población, comienza a sufrir cambios psicológicos que lo afectan y que definirán el futuro que le espera en esa comunidad.

Train to Busan (2016)

Yeon Sang-ho

Los norteamericanos tienen que aprender mucho del cine coreano; indudablemente los asiáticos saben hacer mejores historias de zombies que cualquier otra nación y este filme lo demuestra. Train to Busan sigue a un grupo de pasajeros de un tren que deben escapar después de que comienza un brote de virus que provoca que la gente se convierta en “muertos vivientes”. El trabajo se aleja de todos los clichés que conocemos de esas cintas y lo lleva a otro nivel mezclándolo con un drama genuino, un thriller psicológico, creando terror en la audiencia no con gritos, ni con sangre, sino con lo peor de la humanidad.

A Tale of Two Sisters (2003)

Kim Jee Woon

Una de las historias de horror psicológico tan brutal que es imposible olvidarla. Una joven sale de un hospital psiquiátrico para reunirse con su hermana, sin embargo, ambas se enfrentarán a distintos fenómenos involucrando a su madrastra y una serie de espíritus que viven en su hogar. El trabajo se convirtió en el filme coreano más taquillero en Estados Unidos por su cruda historia, sus imágenes violentas y el terror que inserta dentro de la mente de la audiencia, el cual puede quedarse eternamente con ellos.

Thirst (2009)

Park Chan Wook

Chan Wook demuestra su maestría en el cine de horror en este enfermo filme que logra mezclar una visión perfecta del miedo con elementos artísticos que elevan el trabajo a otro nivel. La cinta sigue un cura que intenta curar una enfermedad mortal por medio de un experimento que sale mal y lo convierte en una especie de vampiro. A partir de ese momento la obra parece convertirse en una historia de amor, pero lo perturbador e inquietante de esta historia no deja de perseguirnos hasta que nos da miedo cerrar los ojos y seguir mirando su podrida aventura.

I Saw the Devil (2010)

Park Hoon-jung

Además de la insólita historia, todos los elementos que componen este filme superan cualquier tipo de expectativas. La trama sigue a un detective que desea cobrar venganza por el asesinato de su prometida por un psicópata. Aunque al inicio es un simple juego de gato y ratón, eventualmente descubrimos que el villano es más complejo que eso y está dispuesto a llevar a la locura a su contrincante con tal de escapar de la justicia y continuar asesinando sólo por placer.

The Host (2006)

Bong Joon Ho

Más allá del terror que hemos mencionado, este trabajo muestra un tipo de historia que pareció ser olvidada en el cine. The Host sigue a un grupo de personas cuyas vidas se ven amenazadas por una criatura marina que asesina a cientos y secuestra a una niña pequeña. El equipo debe recuperarla, pero en el intento se dan cuenta de que el monstruo no es un producto natural y que posiblemente hay algo más oscuro detrás del ataque. Incluyendo comedia y sátira, esta obra trasciende por mezclar géneros y aun así crear una historia difícil de ver.

Con información de Cultura Colectiva.

Noticias relacionadas

Secciones