La Unión R800 AM

$$

Morir de hambre: ¿qué es la hambruna?

Morir de hambre: ¿qué es la hambruna?
28 de febrero de 2017 - 15:23

Desde la antigua Roma hasta hoy, la humanidad ha sufrido devastadores periodos de hambre causados por la sequía, la guerra o políticas equivocadas.A mediados de febrero, Sudán del Sur declaró la primera hambruna del mundo en seis años, con un impacto en unas 100.000 personas.

Exploramos el significado del término que define el peor de los sufrimientos humanos.

¿Qué es la hambruna?

“Hambruna no es una palabra que usemos a la ligera”, apunta Erminio Sacco, experto en seguridad alimentaria de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Desde 2007, el término se emplea según una escala científica acordada por agencias de todo el mundo y conocida como Clasificación Integrada de la Seguridad Alimentaria en Fases (CIF).

Según la escala CIF, la hambruna se declara cuando más del 20% de la población de una región sufre extrema escasez de alimentos, mueren más de dos personas por cada 10.000 al día y la malnutrición aguda afecta a más del 30%.”Esta metodología científica ayuda a evitar que la hambruna no se convierta en un término usado incorrectamente por razones políticas”, señala Sacco.

¿Dónde hubo hambrunas?

En el último siglo, la hambruna ha golpeado a China, la Unión Soviética, Irán y Camboya, en muchas ocasiones causada por el ser humano. Europa padeció varias hambrunas en la Edad Media, pero los episodios más recientes ocurrieron durante las dos guerras mundiales, donde los habitantes de algunas zonas de Alemania, Polonia y Holanda murieron de hambre por los bloqueos políticos.

En África se han producido varias hambrunas, desde Biafra, en Nigeria, en los años 70 hasta la hambruna de Etiopía de 1983-1985, que dio paso a una nueva forma de recaudación de fondos por parte de famosos y una cobertura mediática del hambre sin precedentes. La última hambruna que se declaró en el mundo fue la de Somalia en 2011, donde se calcula que murieron 260.000 personas.

¿Porqué seguimos asistiendo a la hambruna en 2017?

Mientras que Sudán del Sur declaró oficialmente la hambruna, la ONU advirtió de que Nigeria, Somalia y Yemen están al borde de la declaración, algo sin precedentes, y que la hambruna podría afectar a más de 20 millones de personas. “El denominador común es el de un conflicto armado duradero y su impacto negativo en el acceso a la comida, la agricultura y la ganadería (…), el sustento, el comercio y, también, la asistencia humanitaria”, afirma Sacco.

De las cuatro alertas de hambruna, solo una -en Somalia- estaría causada por la sequía, mientras que las otras tres serían fruto de conflictos.

¿Cómo se vive en situación de hambruna?

En Sudán del Sur, el hambre ha llevado a la gente a desplazarse tras haber perdido sus hogares, sus cosechas y sus ganados. Sin otra cosa que llevarse a la boca, pasan días buscando alimentos como las raíces de los lirios acuáticos, frutas o pescados, según Sacco. Caminan durante días en busca de ayuda alimentaria, cruzando zonas inseguras controladas por grupos armados. “Están extremadamente débiles, hambrientos y beben agua peligrosa de charcos y ríos”, dice. El cólera es una amenaza constante.

¿Qué significa morir de hambre?

Cuando uno pierde el 18% de su peso por la falta de comida, el cuerpo empieza a sufrir alteraciones psicológicas, según un estudio de 1997 sobre huelgas de hambre, publicado por el Britsh Medical Journal. Si el cuerpo no recibe suficiente comida durante semanas, se produce un fallo de los órganos y, eventualmente, la muerte. “El metabolismo del cuerpo se vuelve cada vez más disfuncional, afectando al cerebro y a los órganos vitales. En ese punto, se necesita un tratamiento de alimentación terapéutica para salvar la vida, puesto que el cuerpo ya no es capaz de procesar comida normal”, explica Sacco.

¿Cuál es el impacto del hambre a largo plazo?

Aunque no se haya alcanzado el estado de hambruna, en zonas del Sahel, Somalia y Etiopía atraviesan ciclos de hambre regularmente que tienen un impacto a largo plazo en la sociedad. “El daño biológico merma el bienestar físico de generaciones enteras de niños y su potencial desarrollo, lo que puede resultar en una mano de obra débil y estudiantes atrasados”, asegura Sacco. El hambre causa un crecimiento atrofiado, afecta al desarrollo cognitivo y puede provocar una salud frágil de por vida.

 

AFP

Noticias relacionadas

Secciones