La Unión

Ministerio Público abrió imputación contra presidente del INDERT

El INDERT no cumplió con la presentación de un informe por parte de un juez a raíz del reclamo de su supuesto dueño, sobre unas tierras ubicadas en Alto Paraná. Justo Cárdenas reconoció la falta, pero acusa al asesor jurídico de la institución “por no estar atento a los requerimientos judiciales”.

Justo Cárdenas, presidente del INDERT.

Ministerio Público abrió imputación contra presidente del INDERT
29 de noviembre de 2017 - 08:21

Justo Cárdenas, presidente del Instituto Nacional del Desarrollo Rural y de la Tierra (INDERT), fue imputado por el Ministerio Público luego de que se remitieran antecedentes de no haber cumplido con la solicitud del juzgado de enviar en 20 días un informe acerca de un inmueble de 1.200 hectáreas situado en el Departamento de Alto Paraná, que fue pedido por su supuesto dueño, Vicente Gómez de la Fuente. La figura jurídica por la cual le fue abierta la imputación es por desacato judicial.

En comunicación con La Unión R800 AM, Cárdenas dijo que su imputación se debe a que el informe requerido no fue presentado en tiempo (solicitado en marzo pasado) ni en la forma o características en las que el juez del caso lo pidió. Estos antecedentes fueron enviados al Ministerio Público, que lo imputó de oficio. “Yo estoy imputado por ser cabeza de la institución y debo asumir esa responsabilidad como presidente del INDERT, pero no hay ninguna investigación. Es solo una cuestión de oficio”, reconoció, afirmando que “en realidad la responsabilidad del caso recae sobre el asesor jurídico, que tendría que estar mucho más atento a los requerimientos judiciales”.

Detalló que el juicio data de hace más de 20 años y consiste en que una persona reclama la titulación de 1.200 hectáreas por parte de la institución rural, asegurando que tal cuestión se trata de un absurdo “porque el INDERT de ninguna manera ni circunstancia puede transferir a una sola persona física esa cantidad de tierras. Eso es imposible porque el estatuto no me lo permite”. “Ni aunque existiera una orden judicial”, recalcó.

En ese mismo sentido, señaló que el demandante de las tierras “pide el porcentaje que le corresponde, luego de haberse encontrado un excedente. Ocurre que la mensura está mal hecha y no existe tal excedente porque sobre esos mismos terrenos ya se han otorgado, muchos años atrás, títulos de propiedad”. Explicando esto, indicó que prefiere evitar hablar acerca del fondo del asunto sosteniendo que “es un absurdo absoluto”, reiterando la cuestión de la transferencia y la imposibilidad de la transferencia.

Noticias relacionadas

Secciones