La Unión

“Lastimosamente los autores morales no fueron a prisión”, dice Félix Argaña

El vicepresidente de la República Luis María Argaña, uno de los grandes líderes de la historia del Partido Colorado, fue asesinado el 23 de marzo de 1999 en Asunción, hecho que originó la movilización conocida como el ‘Marzo Paraguayo’. Hoy se recuerdan 19 años del mayor crimen político en la era democrática de nuestro país.

Foto: Última Hora.

“Lastimosamente los autores morales no fueron a prisión”, dice Félix Argaña
23 de marzo de 2018 - 12:49

Félix Argaña, hijo de quien fuera el vicepresidente, aseguró saber quiénes fueron los que ordenaron la ejecución de su padre, más aún porque se logró comprobar quiénes fueron los autores materiales del hecho.

En este orden, dijo que no tiene dudas de quiénes fueron los asesinos morales de su padre, apoyándose en que quienes perpetraron el hecho fueron condenados en base a cruces de llamadas. No obstante, lamentó que los autores morales, apuntando que fallecido militar Lino Oviedo fue quien planeó el atentado.

Recordó que se encontraba a bordo de su vehículo rumbo a la Junta de Gobierno del Partido Colorado, cuando se enteró que su padre había sufrido un atentado.

Luis María Argaña fue ultimado sobre la calle Diagonal Molas, cuando se dirigía a la sede de la Vicepresidencia.

La comprobación del cruce de llamadas permitió relacionar al caso a varios sospechosos como, Luis Rojas, Fidencio Vega, Pablo Vera Esteche y el mayor Reinaldo Servín. Este último fue clave, ya que era un conocido líder afín a Lino Oviedo y se constató que aquella mañana de miércoles se comunicó con el dirigente Víctor Galeano Perrone y con Lino Oviedo, líder del Partido UNACE.

Los autores materiales del atentado fueron identificados como Constantino Rodas, Luis Rojas y Reinaldo Servín. Cada uno de ellos fueron condenados a 25 años de cárcel. Por su parte, Pablo Vera Esteche fue condenado a 22 años de prisión.

Sobre el punto, dijo: “Lastimosamente los autores morales no fueron a prisión”, en alusión principal al ex militar Lino Oviedo.

El hecho generó la indignación de miles de paraguayos  que durante varios días se concentraron en las Plazas del Congreso, exigiendo la renuncia de Cubas y cárcel para Oviedo. En este contexto, el Congreso inició un juicio político al presidente de la República de ese entonces, Raúl Cubas, y en la plaza se produjeron enfrentamientos entre manifestantes oviedistas y anti-oviedistas, hasta que en la noche del 26 de marzo se registró el ataque por parte de francotiradores, que culminó con la muerte de 7 jóvenes manifestantes contra el Gobierno.

Como consecuencia, Cubas renunció al cargo el domingo 28 y partió al exilio en Brasil. Por su parte, Oviedo huyó en una avioneta y se refugió en Argentina, asilado por el entonces presidente, Carlos Menem. El ex líder del Partido UNACE pasó gran parte de su asilo en Tierra del Fuego.

Noticias relacionadas

Secciones