La Unión

La mujer tiene temor de una represalia desde la cárcel por parte de su concubino, dice abogado

“El hombre la amenazó diciéndole que desde la cárcel puede enviar a cualquier persona para que la ‘liquide'”, explicó el abogado de la mujer que fue brutalmente golpeada por su pareja. Solicitará que la fiscalía investigue el caso como homicidio doloso no consumado.
La mujer tiene temor de una represalia desde la cárcel por parte de su concubino, dice abogado
10 de noviembre de 2017 - 10:16

Arnaldo Martínez, abogado de Adolfina Camelli Ortigoza, la mujer que fue salvajemente golpeada por su concubino, manifestó que su cliente se encuentra con miedo luego de lo sucedido anoche, cuando literalmente fue rescatada de un encierro al que la sometió su pareja, identificada como Pedro Heriberto Galeano, quien la habría azotado a golpes.

“Afortunadamente está estable y está siendo atendida, pero el sujeto la tiene amenazada. Esto ya vamos a informar al Ministerio Público para que tenga conocimiento y se le brinde seguridad”, explicó en contacto con La Unión R800 AM.

Indicó que, al momento en que se presentó para tomarle información y así determinar acciones legales, la víctima se encontraba indecisa porque teme por su vida. “Yo le expliqué que por un milagro sigue viva, pero ella me señaló que el hombre la amenazó diciéndole que desde la cárcel puede enviar a cualquier persona para que la ‘liquide'”, expuso, añadiendo que, según los primeros datos, 12 días estuvo aislada a causa del encierro por parte del sujeto.

El letrado detalló que la mujer presenta heridas graves en el maxilar superior, por lo cual se le debió realizar suturas. Además, tuvo golpes en todas las partes blandas del cuerpo, señalando que la víctima actualmente se encuentra en el Hospital del Trauma en compañía de su padre y su hermana. No obstante, aseveró que, según los médicos, en el transcurso de la tarde de este viernes le sería dado el alta.

Martínez manifestó que solicitará que la calificación del caso ante la Fiscalía sea de homicidio doloso no consumado, “porque es un milagro que esté viva”. “Aparte de brutal, no tiene explicación del por qué llegó hasta ese punto de agredirla así”, repudió.

En ese orden, aseveró que ambos trabajaban en una misma empresa telefónica. “La mujer ya no iba más a trabajar. Y Galeano, de acuerdo a lo que su jefe me comentó, los lunes definitivamente no iba y que últimamente todos los días salía temprano y ya no se sabía más después nada él”, explicó.

El hombre se halla recluido en la Comisaría 7ª de Ñemby.

Noticias relacionadas

Secciones