La Unión

“La igualdad de género es esencial para prevenir violencia contra la mujer”, dice dirigente política

La reconocida defensora de los derechos de las mujeres y presidenta del Partido Kuña Pyrenda, Lilian Soto, repudió el nuevo hecho de violencia intrafamiliar registrado en Ñemby. Criticó que los números de feminicidio y sus tentativas no se detengan. Así mismo, sostiene que, por más de que un sector de la ciudadanía esté en contra de la igualdad de género, esta es necesaria para evitar nuevos hechos de ataques a mujeres.

Lilian Soto, presidenta de Kuña Pyrenda. / Foto: ABC Color.

“La igualdad de género es esencial para prevenir violencia contra la mujer”, dice dirigente política
10 de noviembre de 2017 - 13:35

Lilian Soto, reconocida defensora de los derechos de las mujeres y presidenta del Partido Kuña Pyrenda, repudió el nuevo caso de tentativa de feminicidio registrado anoche en Ñemby, donde una mujer fue encontrada en su vivienda salvajemente golpeada por su pareja, hecho denunciado por una amiga y el padre de la víctima. “Es muy duro todo esto. No es fácil ni siquiera pensar en todo lo que sufrió”, expresó la dirigente política en comunicación con La Unión R800 AM.

En referencia a estos sucesos en nuestro país, además de los 37 hechos de feminicidio, indicó que, en lo que va del año, 3.000 casos de violencia intrafamiliar contra mujeres fueron denunciados ante diferentes dependencias del Ministerio Público, aclarando que son muchos más los casos desconocidos, especialmente en el interior. En ese orden, mencionó también las más de 2.000 denuncias de abuso sexual realizadas solo en este 2017.

“Hay que tener todos los instrumentos para que la mujer salga de ese círculo de violencia y reiniciar su vida”, expuso, dejando en claro que la base para erradicar estos lamentables sucesos es la educación. “Es necesario que los niños desde muy pequeños dejen de ser educados en el machismo y patriarcado sosteniendo que ‘las mujeres pertenecen a los hombres y deben estar bajo dependencia masculina’ es lo que hay que eliminar”, explicó, añadiendo que eso “es indispensable para cambiar el pensamiento patriarcal”.

Aseveró que es difícil para una mujer escapar de ese círculo de violencia cuando se encuentra en dependencia económica, citando como ejemplo a las empleadas domésticas y encargadas de limpieza. “Prácticamente todas ellas ganan como máximo G. 1.000.000 mensuales, ¿entonces cómo va a desligarse de su pareja si esta es violenta? Para muchas es imposible”, expuso, aclarando que este problema se extiende desde la clase más baja hasta la clase alta de la sociedad.

En una parte de la conversación, criticó a la iglesia, acusándola de querer colocar a la mujer como “objeto de sumisión” y de ser un obstáculo de la educación de los menores en igualdad de género. Sobre el punto, manifestó que precisamente “la igualdad de género es esencial para prevenir todo tipo de violencia contra las mujeres”.

Noticias relacionadas

Secciones