La Unión

La homosexualidad en el fútbol, un tabú difícil de romper

¡Ehhhhhhhh putoooooo!, es el clásico grito de guerra que se escucha en cada partido de fútbol, un grito que para muchos puede ser homófobo, pero para otros sólo es una expresión más del folclor del fútbol.

Imagen ilustrativa/Cultura Colectiva

La homosexualidad en el fútbol, un tabú difícil de romper
10 de junio de 2017 - 12:21

Sin embargo, la palabra ahí está y se une a otras como “maricón”, “juegas como mujer”, “gay” y un sinnúmero de palabras que refieren a la homosexualidad, de la cual no se habla abiertamente en el mundo futbolístico.

Recientemente el futbolista francés Antoine Griezmann, estrella del Atlético de Madrid y tercer mejor jugador del mundo en 2016, fue cuestionado sobre uno de los temas más tabúes en el fútbol: la homosexualidad.

Homosexualidad en el fútbol

*Fuente: Goal.com

El delantero aseguró que hay muchos futbolistas gays, pero estos tienen miedo de declararlo.

“En el fútbol no es habitual, porque nos hacemos los duros y los fuertes. Y tenemos miedo a lo que puedan decir. Yo no tengo nada en contra, respeto a todo el mundo. Hay mucha gente mala en el fútbol. Y pueden tener miedo a ir a los estadios y que les insulten. Yo creo que lo confesaría. Claro, es más fácil decirlo cuando no tienes que pasar por ello”, comentó Griezmann en una entrevista en ICON.

Esta entrevista volvió a abrir el debate sobre por qué no se tiene conocimiento de alguna figura homosexual. Las razones, como lo dijo Griezmann, se deben a que el ambiente en el fútbol suele ser duro y machista, por lo que los jugadores muchas veces prefieren ocultar sus preferencias para no ser vapuleados por la afición que puede destruir carreras. Si no lo creen pregúntenle a Justin Fashanu.

Homosexualidad en el fútbol

Justin Fashanu era un jugador con gran toque y remate en el área rival *Fuente: Apuntes de Rabona

Fueron tres años de grandes actuaciones dentro de la Premier League. Justin Fashanu debutó en 1979 a los 17 años y sus excelentes cualidades, efectividad y espectacularidad lo convirtieron en el jugador negro más caro de la historia, al ser vendido del Norwich al Norhingam Forest por más de un millón de dólares en 1981.

Fue en su nuevo equipo donde comenzó a vivir lo que sería su ruina. Con 20 años, Fashanu era dirigido por el polémico entrenador Brian Clough, quien se enteró que uno de sus jugadores visitaba bares gays, algo que no era de su agrado.

“¿Dónde vas si quieres una rebanada de pan? Al panadero, supongo. ¿Dónde vas si quieres una pata de cordero? Al carnicero. Entonces ¿por qué sigues yendo a ese maldito club de maricones?”, fue la conversación que tuvieron Clough y Fashanu.

Gracias a su preferencia sexual el entrenador británico le prohibió a Fashanu que entrenara junto al resto del grupo.

Homosexualidad en el fútbol

Brian Clough fue un entrenador reconocido pero cuestionado por sus actitudes *Fuente: knows.hu

Fueron años difíciles para el jugador que aún con grandes cualidades y un gran futuro, se vio truncado por los fuertes rumores sobre sus preferencias sexuales. De 1982 hasta 1990 pasó por 13 equipos, un número anormal en el fútbol, lo que lo impulsó a poner un freno y anunciar públicamente su homosexualidad.

El 22 de octubre de 1990, con 29 años, el jugador le concedió una entrevista al diario británico The Sun, cuyo titular fue “El futbolista estrella de USD 1 millón: SOY GAY”.

Desgraciadamente para Fashanu su declaración, lejos de ser aceptada y comprendida, se volvió en su contra. Sus compañeros de equipo lo condenaron, afirmando que “los homosexuales no tienen lugar en los deportes de equipo”.

Homosexualidad en el fútbol

*Fuente: Infobae

La afición tampoco lo apoyó y el grito de “maricón, maricón”, se oía en cada rincón de los estadios donde se presentaba. El rechazo por su homosexualidad llegó a tal grado que su hermano John, también futbolista, terminó alejándose de él para no verse involucrado.

“Yo temía que la gente creyera que yo era gay también. Yo era un tipo duro, jugaba en un equipo de chicos duros (el Wimbledon). Era un equipo duro, con esa imagen de machos fuertes, y la gente que gustaba de nuestro equipo lo adoraba”, aseguró su hermano John a The Sun.

Todo había empeorado, Fashanu recorrió otros 10 clubes más desde 1990 hasta 1998, donde llegó a su último equipo ubicado en la liga australiana. Fue ahí donde un joven de 17 años lo denunció por agresión sexual, sin pruebas ni argumentos.


Video: Seagulls TV vía YouTube

El ex jugador de clubes como Manchester City, West Ham y la selección inglesa no pudo soportar el acoso y la difamación. Fue el 2 de mayo de 1998 cuando apareció ahorcado en un garaje abandonado en Shoreditch, Londres.

 

Fuente: Cultura Colectiva.com

Noticias relacionadas

Secciones