La Unión

Investigan presunto secuestro en Pedro Juan Caballero

El automóvil en el que fue llevado un niño de 11 años en horas de la madrugada de ayer domingo fue encontrado en la Terminal de Ómnibus de Pedro Juan Caballero. En principio, se habló de pedido de rescate de 400.000 reales para la liberación del chico. Sin embargo, familiares lo desmintieron.

Foto: Última Hora.

Investigan presunto secuestro en Pedro Juan Caballero
13 de noviembre de 2017 - 08:27

Un niño de 11 años fue secuestrado este domingo por la madrugada en la ciudad de Pedro Juan Caballero, Departamento de Amambay. En principio se había informado que los captores pedían a sus familiares la suma de 400.000 reales para liberarlo, aunque el abuelo del chico desmintió esta posibilidad.

En la mañana de este lunes los intervinientes hallaron el automóvil utilizado por los delincuentes para perpetrar el hecho, abandonado en la Terminal de Ómnibus de Pedro Juan Caballero.

En estos momentos, personal de las Fuerzas de Operaciones Policiales Especializadas (FOPE) están revisando el rodado en conjunto con agentes de la Policía Nacional.

Del niño aún no se ha tenido información desde que fue llevado.

Según investigaciones del Ministerio Público, cuatro sujetos ingresaron aproximadamente a las 04:00 horas a la vivienda de un ingeniero de obras, quien es el abuelo del niño, al que le exigieron la entrega de G. 700 millones, dinero percibido por el padre del menor en su último trabajo como veterinario. Al manifestarle el propietario de la casa que no contaba con la suma requerida, entonces decidieron llevarse al chico, a quien lo secuestraron en el automóvil familiar, de marca Chevrolet, tipo Corsa, con chapa brasileña.

Desde entonces no se ha producido ningún contacto con los secuestradores.

Los agentes sospechan que los perpetradores del hecho habrían abordado con el niño un bus, aunque se desconoce el destino al que habrían ido. En este orden, afirman que se complica la investigación debido a que la estación terrestre pedrojuanina no posee cámaras de circuito cerrado.

Lo llamativo para la Policía Nacional es que ninguno de los accesos a la casa fue violentada o forzada.

Noticias relacionadas

Secciones