La Unión

Instan a instituciones laborales a respetar reposos por influenza

Instan a instituciones laborales a respetar reposos por influenza
24 de agosto de 2018 - 15:16

Trabajadores con gripe deben quedar en sus casas a reposar para que el cuadro no se agrave y para evitar la dispersión de la enfermedad, explica el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social.

Así mismo, insta a respetar los certificados presentados por funcionarias o empleadas cuyos hijos en edad escolar se encuentran enfermos, pues ellos tampoco deben acudir a las guarderías o escuelas.

Personas que presentan enfermedades respiratorias deben consultar con el médico, y este expedir un certificado de reposo si lo amerita, de tal manera a que el paciente siga el tratamiento correspondiente en casa y su cuadro no se agrave, y también para evitar que el virus se expanda, entrando en contacto con personas sanas.

La misma situación se extiende para las madres trabajadoras cuyos hijos en edad escolar se encuentran con cuadros gripales, pues los mismos no deben recurrir a la institución educativa. Los certificados de reposo por esta situación deben ser extendidos tanto para la madre o cuidador, así como para el paciente.

En este contexto, el equipo de la Dirección General de Vigilancia de la Salud insta a las instituciones laborales a respetar los certificados presentados por sus funcionarios o empleados.

Si no es posible el reposo

Ante la imposibilidad de faltar al trabajo por alguna situación que amerite la presencia del funcionario enfermo, es preciso extremar las medidas de protección tipo barrera, como el uso de tapabocas (si es el normal, se debe cambiar cada vez que se moje con secreciones nasales, etc. porque al humedecerse ya pierde la barrera de filtro) y el lavado frecuente de manos. Además, se insiste en la consulta precoz para evitar complicaciones y detectar a tiempo eventuales cuadros graves o potencialmente graves (como en el caso de personas con comorbilidades).

A tener en cuenta durante el reposo domiciliario

La recomendación es que en la casa se designe a una persona a cargo del cuidado del paciente, y ésta debe estar consciente de que puede transmitir el virus a los demás miembros del hogar, por lo tanto, debe reforzar las medidas preventivas, como el lavado frecuente de manos, apartar los cubiertos del enfermo y limitar el número de visitas a la habitación donde reposa en paciente con influenza.

Filtro de supervisión

Asimismo, desde la cartera sanitaria se exhorta a las escuelas y a los colegios la aplicación del filtro de supervisión. Los niños enfermos de influenza no deben estar en contacto con otros sanos porque es una enfermedad fácilmente transmisible. Si un chico se presenta con síntomas gripales, debe ser enviado nuevamente al domicilio con la recomendación de consultar con el médico.

Acerca de la influenza

La influenza es una enfermedad respiratoria infectocontagiosa provocada por el virus que lleva el mismo nombre. Se contagia a través de las vías respiratorias y puede causar una enfermedad de leve a grave. Entre sus complicaciones más importantes está la afectación de las vías respiratorias bajas con la consiguiente dificultad respiratoria, así como también afectaciones de otros órganos diferentes. Por ejemplo, es capaz de provocar una miocarditis por afectación del músculo cardiaco y las consecuencias pueden provocar la muerte del afectado.

¿Cuál es la diferencia entre un cuadro de resfrío y uno de influenza?

Tanto la influenza como el resfrío común son enfermedades respiratorias pero provocadas por diferentes virus. Debido a que estos dos tipos de enfermedades tienen síntomas similares, puede ser difícil notar la diferencia basándose en los síntomas por sí solos.

En general, la influenza es peor que el resfrío común; los síntomas como la fiebre, los dolores musculares, el cansancio extremo y la tos seca son más comunes e intensos con la influenza. Los resfríos suelen ser más leves.

Las personas resfriadas cuentan con mayores probabilidades de tener secreción o congestión nasal. Los resfríos, por lo general, no suelen provocar problemas graves de salud como neumonía, infecciones bacterianas u hospitalizaciones.

Noticias relacionadas

Secciones