La Unión

Hablale a tu bebé durante el embarazo

Hablar al bebé desde el embarazo tiene efectos positivos que se extienden por toda su vida. Una caricia al vientre, narrar cuentos al bebé y practicar juegos y ejercicios para estimularle durante los primeros 5 años no solo será bueno para crear y fortalecer un vínculo entre el entorno familiar y el niño, sino que también aportará a su desarrollo integral

Imagen ilustrativa / Web

Hablale a tu bebé durante el embarazo
16 de abril de 2018 - 16:43

Niños, atentos, sociales y preparados para aprender, con un desarrollo integral que les permita enfrentar las diferentes situaciones de la vida, es lo que pretende lograr el Modelo de Atención Integral al Desarrollo Infantil Temprano (MAIDIT). El Modelo abarca varios temas relacionados al Desarrollo Infantil Temprano (DIT), tales como controles prenatales, estimulación oportuna, nutrición, apego, juego, derechos, vacunación, entre otros.

Estímulos que duran toda la vida 

Una caricia al vientre, narrar cuentos al bebé (estimulación prenatal) y practicar juegos y ejercicios para estimularle durante los primeros 5 años (estimulación oportuna), son solo algunas de las prácticas de estimulación que el Programa de Desarrollo Infantil Temprano (PDIT) promueve a través de la implementación del Modelo de Atención Integral de Desarrollo Infantil Temprano (MAIDIT).

La estimulación durante los primeros años de vida ofrece innumerables beneficios para la madre, el entorno familiar, y el niño. En el caso de la embarazada y su entorno familiar, estos llegan mejor preparados y tranquilos al parto, y esto aporta mejor desarrollo integral del bebé a lo largo de su vida.

En ese contexto, la Dra. María Isabel Del Puerto, integrante del Equipo Técnico del Programa Desarrollo Infantil Temprano (PDIT), habla de los beneficios de la estimulación, con énfasis en DIT, tanto para la madre, el niño, la familia y el equipo de salud.

La profesional explica que, en el caso de las embarazadas, éstas llegan mejor preparadas al parto, y estudios científicos confirman que disminuye el tiempo de trabajo del alumbramiento, incluso el tipo, es decir, se llega con más frecuencia a partos normales.  Así mismo, concluye de manera más tranquila el periodo de embarazo y adquiere una mejor predisposición para amamantar a su niño y establece un vínculo saludable con el mismo.

En el caso del bebé, estudios hablan de que el mismo tiene un mejor desarrollo neurológico, una mejor puntuación al nacimiento (Puntuación de APGAR*).  En este punto, la psicóloga Rocío Florentín, también integrante del equipo técnico del PDIT, resalta la importancia de los primeros años de vida del niño, ya que, en esta etapa, el mismo posee la capacidad de 750 a 1000 sinapsis por segundo, es decir, lograr que una neurona se conecte con otras y así se produzca el aprendizaje. Pero esto va a ser posible siempre y cuando el niño sea estimulado desde su entorno.

En tanto, con la familia mejora el vínculo afectivo pre y post natal con el bebé. Para el equipo de salud contribuye a disminuir los riesgos maternos y perinatales y fomenta el parto institucional.

La Licenciada Florentín sostiene que actualmente la estimulación – fomentada por el PDIT a través del MAIDIT- está centrada en la rutina diaria de la madre, el padre y otros familiares con los niños en gestación y luego de haber nacido. Esto significa que el momento oportuno para estimular al niño inicia desde que se levanta hasta que duerme. ¿Cómo?:

En gestación: a través de caricias al vientre, música suave o expresiones verbales de cariño, incluso contándoles un cuento, de manera a relacionarse entre sí.

Una vez nacido: al despertar, preguntándole cómo amaneció, si tiene calor o frío cuando se lo viste, enseñándole las partes de su cuerpo durante el baño, la sensación de lo frío y caliente o lo dulce y salado durante la comida, entre otros.

Diversas son las áreas a ser atendidas durante el DIT, el cual es un proceso que comienza desde la concepción y envuelven aspectos que van desde el crecimiento físico, y sobre todo aspectos referentes al desarrollo como ser los diferentes dominios, motor, lenguaje y comunicación, comportamiento, cognitivo, social y afectivo.

A través del MAIDIT, el Paraguay tendrá como resultado niñas y niños competentes que responderán a sus necesidades y a las de su medio, considerando su contexto de vida.

Modelo de Atención Integral al Desarrollo Infantil Temprano (MAIDIT)

El MAIDIT, un conjunto de estrategias, normas, procedimientos, instrumentos y recursos que establecen y organizan la atención al DIT en los distintos niveles del sector salud, busca educar a los padres y demás miembros de la familia sobre pautas de crianza, estimulación, entre otros, de manera a detectar de forma temprana los retrasos que pudieran presentarse durante el desarrollo.

El modelo establece que el desarrollo del niño es el producto de la interacción entre los factores biológicos del mismo y las experiencias del medio ambiente, interviniendo así en todas las etapas del curso de su vida, ¿cómo? A través de las USF, que son la puerta de entrada a la Atención Primaria de la Salud (APS), es decir, por medio de los integrantes de sus equipos de salud (agentes comunitarios y profesionales sanitarios) quienes acercan los servicios del MSP a las familias y comunidades.

Son tres los componentes que lo integran: 1) La implementación del MAIDIT en el primer nivel del sector salud, el cual se encuentra en proceso y está integrado por ocho modalidades: la Atención prenatal con énfasis en DIT, la Atención Domiciliaria, Consultorio con énfasis en DIT, Atención Familiar, los Espacios de Juegos, Estimulación Oportuna y los Clubes de DIT. 2) Fortalecimiento de los Servicios de Cuidado Infantil. 3) Gestión de los programas de DIT, Monitoreo y Evaluación.

La iniciativa, llevada a cabo por el Ministerio de Salud Pública a través del Programa Desarrollo Infantil Temprano inicialmente beneficiará a 10 regiones sanitarias del país: Central, Alto Paraná, Itapuá, Caaguazú, San Pedro, Capital, Guairá, Concepción, Presidente Hayes y Caazapá, con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El PDIT pretende contribuir a mejorar los niveles de desarrollo cognitivo, emocional y físico de ciudadanos paraguayos de 0 a 5 años, detectando precozmente trastornos en el desarrollo y facilitando el acceso oportuno a intervenciones para su tratamiento.

* La prueba de Apgar es un examen rápido que se realiza al primer y quinto minuto después del nacimiento del bebé. El puntaje en el minuto 1 determina qué tan bien toleró el bebé el proceso de nacimiento. El puntaje al minuto 5 le indica al proveedor de atención médica qué tan bien está evolucionando el bebé por fuera del vientre materno.

 

 

Noticias relacionadas

Secciones