La Unión

Gianluca Lapadula: el italiano de ascendencia peruana que se quedó sin Mundial

Gianluca Lapadula.

Gianluca Lapadula: el italiano de ascendencia peruana que se quedó sin Mundial
18 de noviembre de 2017 - 16:39

Si fue una decisión “natural” o un error, básicamente ahora ya da igual, el hecho es que Gianluca Lapadula no jugará el Mundial Rusia 2018.

El futbolista, de 27 años de edad, nacido en Italia y de madre peruana, debió enfrentar el año pasado a una decisión que luego, finalmente, significaría su ausencia a la próximo Copa del Mundo: con cuál selección jugar en caso de clasificar a la cita.

El director técnico de Perú, el argentino Ricardo Gareca, viajó a Italia a inicios de 2016 en un intento por convencerlo para jugar las Eliminatorias CONMEBOL rumbo a Rusia 2018 y la Copa América Centenario, disputada en Estados Unidos, con la camiseta de la selección incaica.

Gareca lo catalogaba un “jugador bárbaro”, al que estaba siguiendo su cuerpo técnico desde hace un tiempo atrás.

El seleccionador habló con él cuando el futbolista competía en la Serie B, segunda división italiana, lo cual, sumado a su edad, no le favorecía en sus aspiraciones para jugar con la camiseta azzurra.

Marcó 30 goles en la temporada que finalizó a mediados de 2016 con el club Pescara.

“Fui a mostrarle el interés personalmente a decirle: ‘Nos interesás, ¿te gustaría participar en la selección?'”, declaró el año pasado Gareca al canal peruano Radio Programas del Perú (RPP).

“Hablé con la madre, conocí la familia”, añadió el técnico argentino.

En su debut con Italia, Gianluca Lapadula anotó tres goles en un partido amistoso ante San Marino. / Foto: Getty Images.

Pero la decisión de Lapadula fue esperar la convocatoria de la selección italiana, ya que consideraba que elegir la camiseta a defender “nace del corazón”.

Su buen desempeño lo llevó a ser fichado por el A.C. Milan, uno de los mejores clubes de la Serie A italiana y de los más ganadores de títulos en el mundo.

Un año después, hasta mayo de 2017, fue cuando llegó el ansiado debut con la selección italiana: marcó un hat-trick en un amistoso contra la débil selección de San Marino.

Casos como los del ítalo-peruano son bien conocidos en México.

Dada la migración que ha existido durante décadas, en Estados Unidos han nacido futbolistas de padres mexicanos que se enfrentan a la decisión de Lapadula.

Estados Unidos había participado en todos los mundiales desde 1994, certamen que lo había llevado adelante como anfitrión.

Eso dejó a los seleccionados estadounidenses de origen mexicano -que además juegan en clubes mexicanos- Omar González, William Yarbrough, Michael Orozco y Paul Arriola.

Omar González (der) juega en la liga mexicana, pero como seleccionado de EE.UU. se enfrenta al equipo nacional de sus padres. / Foto: Getty Images.

Kellyn Acosta es un caso particular, pues dada su ascendencia podía haber jugado para México o Japón, países clasificados a Rusia 2018.

Alejandro Bedoya, hijo de colombianos, también participó en la eliminatoria por el equipo norteamericano.

Otro caso llamativo en las eliminatorias mundialistas fue el de Marco Rojas, un jugador nacido en Nueva Zelanda de padre chileno.

El equipo neozelandés fue derrotado por Perú en el repechaje para Rusia 2018 (0-2), Mundial al que la otra selección que tenía derecho a defender, Chile, tampoco asistirá.

 

Con información de BBC MUNDO.

Noticias relacionadas

Secciones