La Unión

Funcionarios de la Gobernación del Guairá fueron convocados a una oficina paralela para trabajar

El exconcejal departamental Óscar Chávez, cuya figura de gobernador fue reconocida la semana pasada por el Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE), emitió un comunicado mediante el cual convoca hoy miércoles a todos los funcionarios de la Gobernación de Guairá a una sede paralela a la institución. Por su parte, Rodolfo Friedmann sostiene que esta medida carece de absoluta legalidad, recalcando que es él el jefe departamental.

Sede de la Gobernación del Guairá. / Foto: ABC Color.

Funcionarios de la Gobernación del Guairá fueron convocados a una oficina paralela para trabajar
8 de noviembre de 2017 - 08:28

Jorge Portillo, uno de los abogados de Chávez, señaló que esta mañana se realizará un relevamiento de datos de los funcionarios, para lo cual se les solicitó que lleven sus cédulas y contratos de prestación de servicios, de modo a suscribir la planilla de asistencia de entrada y salida.

Explicó que estas actividades no llevan adelante en la sede oficial de la Gobernación debido a que “no existen las garantías necesarias de parte de Rodolfo Friedmann, porque en agosto pasado se había intentado agredir físicamente al señor Óscar Chávez y a todos los que lo acompañaron en su ingreso a la institución”. En este orden, citó que el atropello estuvo encabezado por, además del propio Friedmann, el senador Silvio Ovelar, el Gobernador de Caaguazú Mario Varela y dirigentes de otros Departamentos.

El letrado señaló que el gobernador reconocido por el TSJE ya ha detectado varias irregularidades en la gestión de Friedmann, por lo cual en estos momentos se aboca a “poner orden en la Gobernación”. En ese sentido, Portillo manifestó que se están realizando todas las diligencias para que Óscar Chávez pueda ejercer su cargo de manera normal.

La oficina paralela de la sede gubernamental está ubicada sobre las calles Joaquín Estigarribia y Cnel. Bogado, de la ciudad de Villarrica.

Por su parte, Rodolfo Friedmann, quien quedó al margen de la Gobernación del Guairá por la decisión del TSJE, recalcó que la ocupación de Óscar Chávez en el sillón departamental carece de absoluta legalidad, y que la convocatoria de funcionarios a una sede institucional paralela no lo hace con el objetivo de “ordenar la casa”, como había dicho el abogado de Chávez, sino “para medir la temperatura política”.

Señaló que los documentos que llegan hasta la Gobernación continúa estudiando y firmando con total normalidad. “Nunca tuve problema en eso. Acá lo que pasa es que el Ministerio de Hacienda, bajo orden del Presidente de no reconocerme o de tener dudas sobre mí como Gobernador, inició un juicio de pago, a través del cual se pagan los salarios. Pero el resto, todas las cuentas, como FONACIDE y royaltíes, son firmadas por mí”, expresó.

Indicó que el viernes pasado cobró sus salarios correspondientes a los meses de septiembre y octubre como Gobernador del Guairá, pero que, llamativamente, aproximadamente tres horas después, el Ministerio de Hacienda emitió un comunicado en el que dice que “involuntariamente mi nombre fue enviado para el pago”. “Imagínense, el nombre del que justo no reconocen como Gobernador”, enfatizó, mencionando que tras ese hecho, para sorpresa de algunos, el gerente del Banco Nacional de Fomento de Villarrica (BNF), entidad mediante la cual se está realizando el abono de sueldos de los funcionarios de la sede gubernamental, fue trasladado a otra unidad al norte del país.

Friedmann que no devolvió el dinero que cobró como Gobernador, puntualizando que no lo hará, ya que, según dijo, ese sueldo lo dona al 100%, como cada mes, a una fundación que administra un policlínico de Villarrica. Aseguró que esto realiza mensualmente desde hace tres años, ya que afirma que los salarios de los médicos que atienden en ese centro asistencial no es suficiente.

Noticias relacionadas

Secciones