La Unión

El impactante relato del huésped del hotel que dormía a solo metros del autor de la masacre en Las Vegas

Sonny Morgan estaba en la ciudad por una conferencia de trabajo. Fue despertado por el ruido de los disparos, creyó que se trataba de fuegos artificiales y llamó a la recepción para avisar que sentía olor a pólvora. La respuesta lo puso frente a la realidad.

Dos ventanas rotas en el piso 32 del hotel Mandalay Bay. Desde allí, Stephen Paddock disparó a la multitud. / Foto: Reuters.

El impactante relato del huésped del hotel que dormía a solo metros del autor de la masacre en Las Vegas
3 de octubre de 2017 - 08:42

Sonny Morgan se fue a dormir después de una cena de negocios y en medio de un partido de fútbol americano. A una cuadra se desarrollaba la última noche de un festival de música country con 22 mil personas, pero en la altura del piso 32 del Hotel Mandalay Bay, no tuvo problemas para conciliar el sueño. Minutos después, fue despertado por el sonido de una ráfaga de disparos a solo unos metros de su habitación.

“Pensé que podían ser fuegos artificiales. Y no paraba, no paraba. Llamé a la recepción, les dije que estaba escuchando cosas y podía oler la pólvora“, relató el hombre, residente de Georgia, en declaraciones a la cadena 11alive. Los empleados del hotel le dijeron que estaban al tanto de la situación y le pidieron que mantenga la calma. Y algo más: que forme una barricada entre los muebles para protegerse.

Los minutos pasaban y la locura asesina continuaba. Finalmente, las ráfagas se detuvieron. “En ese punto, supongo que el tipo se suicidó y (los policías) decidieron entrar a la habitación. Escuché una gran explosión y honestamente en ese momento pensé que era un ataque terrorista. Ya sabes, alguien queriendo volar el hotel”, contó. Temiendo lo peor, su primera reacción fue llamar a su esposa para decirle, una vez más, lo mucho que la amaba.

Sonny Morgan: “Podía oler la pólvora”.

Luego, volvió a escuchar el movimiento en los pasillos, pero en dirección a su habitación. “Estaban abriendo las puertas muy agresivamente. Entró un equipo de seis o siete miembros SWAT y se aseguraron que no sea, ya sabes, una mala persona. Nos dijeron que salgamos y corramos tan rápido como podamos“.

En esa instancia, Morgan todavía no estaba al tanto de la tragedia ocurrida 32 pisos abajo: más de 50 personas habían sido asesinadas y cientos resultaron heridas. “No sabía que habían disparado a la multitud. No sabíamos la magnitud del hecho“, explicó.

Asistentes al concierto escapan de los disparos. / Foto: AFP.

Luego se enteró de la masacre, pero considera que todavía no ha tomado conciencia de la dimensión del hecho: “Creo que todavía no me impactó. Es raro porque estuve viendo las noticias y escucho exactamente los mismos sonidos que oí en la noche. Eso te pone en perspectiva de lo que estaba pasando”

Morgan todavía está en la ciudad y el hotel lo acomodó en una nueva habitación que, si bien está en otro piso, ahora tiene una vista perturbadora. “Es muy similar a la perspectiva que tuvo el tipo. Y es un caos. Puedo ver exactamente donde estaban los muchachos. Puedo ver ventanas rotas. Es muy raro”.

 

Con información de Infobae.

Noticias relacionadas

Secciones