La Unión

El ciclón que destruyó Encarnación

La catástrofe se cobró la vida de 400 encarnacenos, la trágica noche dio a conocer miserables y héroes. Hoy se cumplen 91 años de la mayor tragedia natural que arrasó con la ciudad del sur.

/ encarnacion.gov.py

El ciclón que destruyó Encarnación
20 de septiembre de 2017 - 17:26

Habían pasado minutos de las 18:00 de aquel lunes 20 de septiembre de 1926, cuando la naturaleza descargaría su rabia sobre la ciudad de Encarnación. El fenómeno destruyó el lugar, y dejó a su paso cerca de 400 personas muertas, muchas de ellas en estado irreconocible, animales descuartizados y prácticamente todas las casas reducidas a escombros.

 

Julio Sotelo, escritor encarnaceno, recordó que el ciclón de originó a 300 metros adentro del río Paraná. El huracán azotó con fuerza, principalmente, a la Villa Baja (hoy ex Zona Baja). “Los vientos huracanados levantaron el agua (del río) y lo tiró sobre la Villa Baja”, rememoró.

Sotelo continuó diciendo que “la gente se despierta con una macabra imagen de casas derrumbadas, de animales colgados, personas decapitadas (…)”, describiendo el escenario a la mañana siguiente.

/ Juan Roa, ABC Color.

 

Record

Al día siguiente, un tren partió de Asunción por orden del entonces presidente Eligio Ayala; el mismo cargó a médicos, ropas y comidas, y realizó el trayecto hasta Encarnación en un tiempo record de 7 horas. La misma ruta tomaba normalmente 14 horas de viaje.

Los héroes

Entre tantos anónimos, Encarnación recuerda principalmente a tres héroes. Dos actuaron juntos, el Padre José Kreuser y Jorge Memmel (y un canoero, anónimo), quienes cruzaron las agitadas aguas del Paraná, en busca de auxilio en Posadas, Argentina, donde aún nadie imaginaba ni asimilaba la tragedia.

El tercero, el jefe de la usina de la ciudad, Juan Perotti, quien murió electrocutado al desconectar el sistema del tendido eléctrico, para evitar que otros cientos de ciudadanos fallecieran como consecuencia de los cables sueltos, esparcidos en toda la zona.

Los miserables

Así como los valientes, también existieron los ‘avivados’, quienes aprovecharon la escena para saquear lo que quedaba en los comercios destruidos.

/ Juan Roa, ABC Color.

El recuerdo

Varias fotografías de la catástrofe se guardan en el Archivo Nacional. El municipio recuerda la fecha cada año.

Hoy, después de las 18:00, se realizará un acto de recordación en la playa San José. Se expondrán imágenes de aquel fatídico día.

Noticias relacionadas

Secciones