La Unión

El apego con tu bebé influirá en él para toda la vida

El apego es el lazo afectivo entre el niño y los padres o cuidadores que se relaciona con el cuidado sensible y cariñoso brindado a los hijos, desde el nacimiento hasta la edad adulta y su calidad está determinada por   la forma en que se los acoge, contiene y calma cada vez que sientan un malestar ya sea porque se sienten solos, estén enfermos, o por algún otro motivo.
El apego con tu bebé influirá en él para toda la vida
11 de mayo de 2018 - 16:38

El apego no se forma en un solo instante de minutos u horas, sino e n el día a día de la relación con el niño, desde el nacimiento hasta la adultez.

Desde hace más de 50 años, especialistas en psicología revelaron que la calidad de los vínculos personales, desde el nacimiento hasta las siguientes etapas de la vida, influye enormemente en el comportamiento como adultos.

Al igual que la leche materna es primordial para el crecimiento de tu bebé, el apego es sumamente esencial para que su cerebro pueda desarrollarse en todo su potencial. El mismo es una necesidad biológica tan importante como comer y respirar.

Si dejas llorar a tu bebé por mucho tiempo, si lo regañas por llorar tras una caída o lo dejas solo por varias horas, estas situaciones podrían producirle malestar que luego se convertirán en modos inadecuados de establecer el apego.

El apego seguro es desarrollado por un lactante o pequeño cuando éste aprende que puede expresar lo que necesita ya sea alimentación, contacto físico, consuelo, etc., con la confianza de que sus familiares estarán cerca para entregárselos.

Es tan necesario el apego seguro, ya que funcionará como una protección que ayudará a que tu hijo enfrente y supere de la mejor manera posible los desafíos que surjan a lo largo de toda su vida.

El trato que éste reciba de vos (mamá, papá, demás miembros de la familia o cuidadores) su cerebro lo registrará y lo atesorará significativamente para aplicarlos en sus relaciones sociales futuras como así también contribuirá a desarrollar su sentimiento de seguridad y autoestima.

Señales no verbales para el apego seguro

Las señales sensoriales comunicadas a través de un cierto tono de voz, una expresión facial o un toque son señales no verbales utilizadas por los padres o cuidadores para la creación del apego seguro.

* Expresión facial: sin decir una sola palabra, a través del rostro, podes expresar innumerables emociones por ejemplo si tu expresión es tranquila y atenta cuando te comunicas con tu bebé o hijo, él se sentirá seguro.

* Contacto visual:  cuando mira a su niña o niño con afecto, ella o él recibe ésta emoción positiva y siente una seguridad, felicidad y relajación.

* Tono de voz:  A pesar de los meses o años de vida que pudiera tener tu hijo, él puede comprender la diferencia entre un tono áspero, indiferente o preocupado y uno que transmite ternura, interés, cariño y comprensión.

* Contacto:  La forma en que tocas a tu bebé transmite el estado emocional en que estás esto también ocurre en la manera en que lo limpias o bañas, lo levantas o cargas o la forma en que le das un abrazo cálido, una caricia en el brazo, o una palmadita tranquilizadora en la espalda pueden transmitir mucha emoción.

El apego, la estimulación, las pautas de crianza, entre otros, son algunos de los temas que forman parte del crecimiento y desarrollo del niño desde su nacimiento hasta los 5 años de vida y son desarrollados a través del Modelo de Atención Integral al Desarrollo Infantil Temprano (MAIDIT) un componente del Programa Desarrollo Infantil Temprano (PDIT) “Paraguay, Creciendo Juntos”.

Noticias relacionadas

Secciones