La Unión

Desde la comunidad médica critican postura de ministro de Salud sobre el tabaquismo

El tabaquismo genera daños que son progresivos e irreversibles y no solamente cáncer de pulmón, asegura la doctora Nancy Garay, del Hospital Pediátrico Acosta Ñu, criticando las afirmaciones del propio ministro de Salud, Antonio Barrios, quien dijo que la adicción al tabaco “no produce muchas muertes”.

Antonio Barrios y Horacio Cartes.

Desde la comunidad médica critican postura de ministro de Salud sobre el tabaquismo
6 de diciembre de 2017 - 08:11

El Ministro de Salud, Antonio Barrios, dijo el pasado lunes que el tabaquismo “no produce muchas muertes” y que “mueren muchas más personas por enfermedades cardiovasculares y en accidentes de tránsito que por cáncer del pulmón producido por el tabaco”.

En comunicación con La Unión R800 AM, la doctora Nancy Garay, del Hospital Pediátrico Acosta Ñu, manifestó que las afirmaciones del titular de la cartera estatal son absolutamente falsas y preocupantes, teniendo en cuenta que lo dijo el representante de una institución de Gobierno que debe velar por la salud de la población, y más aún que lo asevere un médico. “El tabaquismo, en todas sus formas de presentación, tiene daños que son progresivos e irreversibles”, señaló, añadiendo que la mortalidad a causa de esta adicción es muy alta, ya que no se debe tener en cuenta al fumador activo, sino también al pasivo o al que percibe el humo del cigarrillo por más de que no lo fume.

En ese orden, indicó que “el tabaquismo es una de los ambientes más tóxicos que existe en la sociedad moderna, por más legal que sea”. Manifestando esto, ejemplificó: “muchos padres dicen que no fuman delante de su familia y que fuman en el patio. Mientras el padre está en el patio fumando, la nicotina traspasó todos los poros de cualquier minúscula abertura antes que el oxígeno”. “La capacidad de la nicotina de fijarse al tejido cutáneo y todas las estructuras vivas es mayor que la del oxígeno”, añadió la profesional médica, indicando que por este motivo el adicto al tabaco siempre tiene de la piel hasta un 0,5% más fría que la persona que no fuma. “Por eso es que vemos que el fumador siempre tiene los labios, las manos y las uñas azuladas”, afirmó.

Señaló que esta situación le produce al cuerpo humano “una vasoconstricción constante”, debido a que la nicotina “compite” con el oxígeno e impide una buena nutrición de los tejidos, deteriorando varios órganos importantes, incluyendo el corazón. “El tabaquismo es un factor de riesgo cardiovascular. El fumador tiene mayores posibilidades de desarrollar hipertensión arterial, arteriosclerosis, infarto agudo del miocardio tanto en el hombre como en la mujer”, citó.

Garay citó que el fumador, además de poseer riesgos de contraer cáncer de pulmón, también de otros tipos, como de mamas y ovarios (en las mujeres) y otros órganos, como del tubo digestivo.

El cigarrillo tiene casi 5.000 componentes químicos que en su gran mayoría son altamente tóxicos, aseveró, calificando lo dicho por el ministro como “aberración”. “Yo no quiero personalizar a Barrios diciendo que quiso salir a favor de tal o cual empresa. Su postura como médico es la cuestión, porque los cigarrillos producidos en Estados Unidos, Europa, Paraguay o en donde fuere tiene el mismo efecto nocivo sobre el humano”, aclaró.

La doctora señaló que el Paraguay tiene convenios internacionales firmados con la Organización Mundial de la Salud (OMS) de lucha contra el tabaquismo. Inclusive, afirmó que el mismo Ministerio de Salud Pública posee un departamento de combate a la adicción al tabaco, por lo cual cuestionó lo dicho por el titular de la cartera estatal.

Noticias relacionadas

Secciones