La Unión R800 AM

$$

Deportistas asesinos: las 10 historias más escalofriantes

Violencia de género, negocios y descuidos mortales, entre las historias más negras que protagonizaron estrellas del deporte profesional.

Imagen: Infobae.

Deportistas asesinos: las 10 historias más escalofriantes
2 de abril de 2017 - 13:54

Fueron recopiladas las historias más estremecedoras de distintos deportistas de élite. La NBA, el Boxeo, la NFL y el fútbol, son algunas de las disciplinas que se vieron perjudicadas por los polémicos homicidios.

 

ORENTHAL JAMES “O.J.” SIMPSON: JUGADOR DE LA NFL

Simpson es un ex jugador de fútbol americano que alcanzó a ser miembro del Salón de la Fama en 1985. El caso de este ex deportista es uno de los más mediáticos de la historia, convirtiéndose en uno de los eventos más vistos del país.

En 1994, El MVP de la NFL del ’73, fue acusado de asesinar a su segunda esposa, Nicole Brown, y al amigo Ronald Goldman, quienes aparecieron fuera del condominio de su ex mujer, ubicado en la calle Bundy. Ella decapitada, con los ojos morados y los labios rotos. Él, golpeado y apuñalado 19 veces.

Con pruebas en su contra, el ex yardista de lo Buffalo Bills contrató un banco de abogados y, después de varios juicios, en 1995 fue declarado inocente a pesar de que los testigos aseguraban que era un hombre violento y celoso. Se llegaron a registrar varios llamados de la mujer al 911 por maltratos.

Finalmente dos años más tarde, la estrella de la NFL fue declarada culpable de las muertes por una Corte Civil de Santa Mónica (California) y se vio obligado a pagar 33 millones de dólares por los daños. Hoy, con 69 años, cumple una condena en el Centro Correccional Lovelock en Nevada, tras ser detenido en Las Vegas por secuestro y robo a mano armada.

EDWIN VALERO: BOXEADOR VENEZOLANO

El boxeador venezolano Edwin Valero mantenía un récord de 27-0. El 2 de febrero del 2010 peleó ante Antonio DeMarco, defendiendo el título de peso ligero de la CMB.

Aquella pelea fue la última de su vida, ya que el 17 de abril de ese mismo año, “El Inca” mató a su mujer a puñaladas en el Hotel Intercontinental Valencia tras discutir fuertemente.

Dos días más tarde el púgil apareció ahorcado en su celda con sus propias prendas de vestir, en la cual había quedado detenido después de haber confesado.

Un mes antes del asesinato, Jennifer Carolina Viera había ingresado a un centro médico con varios hematomas en el cuerpo, además de una perforación en el pulmón producto de una costilla rota. Valero amenazó a esos médicos para que lo sucedido no se divulgara.

CHRIS BENOIT: LUCHADOR DE LA WWE

Tres días duró el homicidio que dejó tres cuerpos. El ex campeón mundial de ECW se tenía que presentar el 24 de junio del 2007 a una pelea por el título, a la cual no asistió “por motivos personales”. Al día siguiente él, su mujer y su hijo de siete años, aparecieron muertos.

La masacre comenzó un día antes del evento, cuando el luchador de 40 años asesinó a su esposa Nancy, asfixiándola. Atada de pies y manos. Por la mañana del 24, se dirigió al dormitorio de su pequeño hijo Daniel, al que ahogó en su cama. Según trascendió, el niño sufría del Síndrome X frágil, un trastorno hereditario que ocasiona deficiencia mental.

Finalmente, al día siguiente de aquella pelea, encontraron los tres cuerpos. El canadiense se había ahorcado con un cable de acero después de haber colocado copias de una biblia al lado de los cuerpos.

Aunque las causas del crimen se desconocen, algunos alegaron daños cerebrales o abuso de esteroides. Para no ser parte de la polémica, el productor de la lucha libre profesional, Vince McMahon, se encargó de borrar a Benoit de la historia de la “WWE”.

JOVAN BELCHER: JUGADOR DE LA NFL

El 1 de diciembre del 2012, el ex apoyador del Kansas City Chiefs de la NFL, le quitó la vida a su novia, y madre de su hija de 3 meses Kasandra Perkins, de nueve disparos frente a su suegra, después de haber discutido.

A continuación, el joven de 25 años, se dirigió a las instalaciones de los Chiefs, agradeció por llegar a cumplir su sueño de jugar en la NFL y se disparó en frente de los oficiales. El doctor Piotr Kozlowski, detectó restos de neurofibrilares de proteína “tau” en su hipocampo, un área del cerebro relacionada con la memoria, el aprendizaje y las emociones.

MARC CÉCILLON: CAPITÁN DE LA SELECCIÓN FRANCESA DE RUGBY

El 8 de septiembre del 2004, el ex deportista francés le disparó cuatro veces seguidas a su esposa Chantal, con su Magnum 357, en una fiesta con más de 60 personas, entre amigos y familiares.

La mujer fue víctima de los celos compulsivos del hombre de 57 años, quien creía que tenía un amante y lo dejaría. Cuatro años más tarde, fue condenado a 14 años de prisión por el Tribunal Penal de Gard y su abogado lo caratuló como un “homicidio pasional”.

ERIC NAPOSKI: LINEBACKER DE LA NFL

El ex jugador de los New England Patriots fue arrestado en 2009, acusado del asesinato de Bill McLaughlin en 1994. El 10 de agosto del 2012 fue condenado a cadena perpetua sin libertad condicional.

Pero, ¿Quién era McLaughlin?, Además de ser el creador de una empresa fundadora de dispositivos que separan el plasma de la sangre, era el marido de Nanette Johnston, una mujer que quería cobrar el seguro de vida de su esposo. Un millón de dólares.

El ex deportista, que había entablado un vínculo sentimental con Johnston, asesinó de seis balazos al empresario, después de que ella le había facilitado las llaves de la casa. Finalmente, miembros del jurado del Condado de Orange condenaron a prisión de por vida al oriundo de Nueva York, mientras que la viuda fue sentenciada a un año por robo.

BRUNO FERNANDES: ARQUERO DE FÚTBOL

El ex arquero del Flamengo fue condenado a 23 años de prisión en 2010 tras idear un macabro plan para deshacerse de su amante Eliza Samudio, quien lo presionaba para que reconociera la paternidad de su hijo.

El juez de primera instancia lo condenó por homicidio calificado, secuestro y ocultación de cadáver. Su primo Sergio Rosa admitió haber secuestrado a la mujer a pedido de Bruno. Marcos Aparecido, ex policía, se encargó de asesinarla y descuartizarla.

El cuerpo de la modelo no fue encontrado, las investigaciones aseguraron que los restos de la mujer fueron comidos por varios perros rottweiler para hacerla desaparecer. Seis años y siete meses estuvo encerrado, hoy Bruno Fernandes está libre esperando una sentencia final.

OSCAR PISTORIUS: ATLETA PARALÍMPICO

El ex atleta paralímpico acabó con la vida de su novia un 14 de febrero (Día de San Valentín) del 2013 de cuatro balazos que traspasaron la puerta del baño y acabaron perforando el brazo, la cadera y la cabeza de Reeva Steenkamp.

El sudafricano fue condenado a seis años de cárcel por homicidio, después de un largo juicio, que tuvo dos sentencias. La primera en octubre del 2014 donde se le impusieron cinco años de prisión y la segunda en 2015, con una pena que algunos calificaron como absurda.

Después de haber matado a la modelo de 29 años en la lujosa mansión de Silver Woods Estate, el “héroe de Londres 2012”, cumple su sentencia en la correccional de Atteridgeville.

JAYSON WILLIAMS: JUGADOR DE LA NBA

El ex ala-pivot de los New Jersey Nets cometió un crimen involuntario el 14 de febrero del 2002. Tras retirarse de la NBA en 1999, el ex basquetbolista mató al conductor de su limusina, Costa Christofi, de un disparo.

El hombre de 34 años, estaba jugando con su escopeta en el jardín de su casa, cuando activó el rifle involuntariamente. Tras la muerte del chofer, la ex estrella de la NBA cumplió su condena, en la que pasó seis años detrás de las rejas.

AARON HERNÁNDEZ: JUGADOR DE LA NFL

Una de las ex estrellas de los New England Patriots fue condenada a cadena perpetua en abril del 2015, después de cometer un delito premeditado, el cual conlleva una sentencia de por vida y sin derecho a libertad condicional.

El ex jugador de fútbol americano, que tenía un contrato por 40 millones de dólares, asesinó a balazos a Odin Lloyd en junio del 2013, el novio de la hermana de su novia. Las causas se desconocen, pero se especula con que hubo un conflicto de intereses.

Actualmente, el puertorriqueño se encuentra en la prisión de máxima seguridad de Massachusetts. Los Patriots despidieron al “Tight end”, a pesar de ser uno de los mejores de la NFL.

Con información de Infobae.

Noticias relacionadas

Secciones