La Unión

Denuncian que jóvenes ingresan a drogarse a escuela

Padres de estudiantes del Colegio Nacional República del Ecuador de Lambaré reclaman la construcción de una muralla alrededor de la institución. Afirman que jóvenes adictos entran al predio a cada momento a consumir drogas y luego quedan a dormir en el lugar. Realizan estas exigencias en contrapartida a lo pretendido por la municipalidad, que quiere demoler el colegio aduciendo que está consumido por termitas.

Foto: Carlos Flecha, La Unión.

Denuncian que jóvenes ingresan a drogarse a escuela
8 de noviembre de 2017 - 11:41

Padres de alumnos y mismos estudiantes del Colegio Nacional República del Ecuador de la ciudad de Lambaré reclaman la construcción de una muralla, en contrapartida a lo que pretenden realizar autoridades municipales, que es demoler las aulas debido a que, aseguran, están “comidas” por termitas o ‘kupi’i’, informó el periodista de La Unión R800 AM Carlos Flecha.

Manifiestan que el dinero de FONACIDE, que es el que la directiva municipal pretende utilizar para desplomar la estructura, se utilice para la construcción de una gran pared, así como aulas.

Los padres aducen que, aprovechando que la institución educativa no cuenta con una pared que la rodee, adolescentes y jóvenes ingresan al predio para consumir drogas y luego quedar a dormir, lo cual afirman que es peligroso, ya que desde muy temprano los chicos deben asistir a clases.

Señalan que ya han ido a la municipalidad local a presentar el pedido, pero que no les han brindado respuesta y ni siquiera atención por parte del intendente, Armando Gómez. “Solo nos atendieron unos secretarios que nos acusaron de estar arreados por políticos, pero no es así, no tenemos nada que ver con política, solo queremos la muralla para proteger a nuestros niños”, expresó Juan Aquino, uno de los padres de alumnos del colegio, quien anunció que, de no recibir contestación de la Comuna, recurrirán a estamentos más altos, como el Ministerio de Educación y Ciencias.

Así mismo, la directora de la institución, María Angélica Gómez, aseguró que no es necesario demoler el colegio, sino remodelarlo y construir, primariamente, una muralla perimetral, para luego erigir cinco aulas. “Todo el tiempo están entrando vagos y drogadictos, hasta en las horas de recreo invaden la cancha y así nuestros alumnos se exponen al peligro”, manifestó, añadiendo que casi cada día se están produciendo robos en el lugar, como de celulares, carteras y otros objetos de valor.

Esperan establecer una conversación de manera rápida con la intendencia y solucionar el conflicto, teniendo en cuenta que los alumnos son los perjudicados en la situación, más aún porque ya está culminando el año lectivo.

Noticias relacionadas

Secciones