La Unión

¿Correr es tan beneficioso como se cree?

Imagen ilustrativa / Red Informativa Villarrica

¿Correr es tan beneficioso como se cree?
2 de diciembre de 2017 - 09:44

Según estudios, los maratones de largos kilómetros no son tan buenos para la salud. Al contrario, si uno no se prepara bien, pueden llegar a ser contraproducentes.

Las exigencias para una corrida estresan tanto al cuerpo, que se necesita un tipo de preparación específica y una precondición física de acuerdo al esfuerzo que se va a realizar, explica un artículo sobre la salud de la BBC.

Los datos mostraron que en un maratón con un número aproximado de 35.000 mil personas,  unas 5.000 sufren lesiones, en la mayoría leves. Sin embargo, hay casos graves, que no son para menospreciar.

El maratón de Londres que se realiza desde 1981, han muerto 12 personas hasta hoy. En las más de 3.000 corridas que se realizaron en Estados Unidos entre el 2000 y 2009, fallecieron unos 28 corredores.

El doctor especializado en medicina deportiva David Geier calculó que de cada 100.000 participantes hay un promedio de fatalidad de 0,75. Es por eso que hay entrenadores que recomiendan otro tipo de ejercicios para la pérdida de grasa y fortalecimiento de los músculos.

Factores a tener en cuenta para correr una matarón

“Las mayores causas de muertes están vinculadas a trastornos en el corazón, como arteroesclerosis (estrechamiento de las arterias) o problemas congénitos en el músculo cardíaco”, detalla la nota de la BBC.

Correr afecta al corazón y aumenta su tamaño, debido a la necesidad de compensar el incremento de sangre que hay que distribuir por todo el cuerpo cuando se hace ejercicio.

En los corazones grandes se puede producir arritmia, o latidos irregulares, que pueden causar la muerte.

La deshidratación es otro factor que afecta a los corredores. En otras ocasiones, el exceso de líquido, hace que la persona que ingiere una cantidad sobreabundante de agua reduzca la cantidad de sodio en su cuerpo.

También surgen problemas en los músculos y articulaciones, por este tipo de lesiones leves  como un desgarro en un músculo, la rotura de un menisco en la rodilla o un espolón calcáneo, que es la calcificación del talón.

 

Fuente: BBC.

Noticias relacionadas

Secciones