La Unión

Congreso aprueba debate para destituir a Presidente peruano

Supuestos hechos de corrupción lo obligan a dar su defensa el jueves por “inmoralidad”

Pedro Pablo Kuczynski / Web

Congreso aprueba debate para destituir a Presidente peruano
16 de diciembre de 2017 - 09:40

El Parlamento peruano aprobó ayer el inicio de un debate para destituir al presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, por estar involucrado en cobros de más de 4,8 millones de doláres por medio de sus empresas.

La oposición, que domina mayoría en el Congreso del país sudamericano, por “incapacidad moral”, una figura establecida en su costitución.

La moción presentada para destituirlo fue impulsada por el Frente Amplio, la Fuerza popular y el Partido Aprista y dieron por ley, una hora al mandatario para ejercer su defensa antes de la votación donde se decida removerlo del cargo. De los 130 congresistas, 93 dieron luz verde para dar lugar al debate que será el próximo jueves.

El documento de la oposición señala que “la incapacidad moral es aplicable en conductas graves que, sin ser delitos ni infracciones de un juicio político, deterioren a tal magnitud la dignidad presidencial, más aún cuando el presidente de la República es el jefe de Estado y personifica a la Nación, por lo tanto, hace imposible que se mantenga en el cargo después de tales conductas”.

Pedro Pablo Kuczynski aseguró este jueves que no abandonará la presidencia del país sudamericano por el escándalo de corrupción en torno a Odebrecht después de que la constructora brasileña revelase el miércoles un supuesto pago de 4,8 millones de dólares (4,1 millones de euros) a dos empresas de asesoría vinculadas al mandatario efectuado hace más de una década.

Odebrecht admitió haber dado millonarios sobornos a funcionarios peruanos para adjudicarse obras públicas a las que luego aumentaba el costo. Los dueños de las tres principales empresas constructoras peruanas están presos de forma preventiva por colusión y lavado de activos.

El Presidente peruano sostiene, que si bien las empresas involucradas le pertenecen, él no las administraba durante el tiempo que sucedieron los sobornos, cuando fue ministro de Economía y luego primer ministro del gobierno (2001-2006).

 

Con información de El País, La Vanguardia y El Universo.

Noticias relacionadas

Secciones