La Unión

“Cometí la imprudencia de bajarme del vehículo”, dice juez que se enfrentó con ‘limpiavidrios’

El juez Pedro Arias explicó el incidente registrado ayer con una ‘limpiavidrios’. Señaló que la disputa le produjo cortes en el rostro y en la mano derecha. Reconoció que estos trabajadores informales “son víctimas de una estructura social que los excluye”.
“Cometí la imprudencia de bajarme del vehículo”, dice juez que se enfrentó con ‘limpiavidrios’
21 de septiembre de 2017 - 08:53

El juez Pedro Ricardo Arias se vio involucrado ayer en un incidente que terminó a los golpes con una ‘limpiavidrios’, en la congestionada intersección de las avenidas San Martín y Mariscal López, de nuestra capital.

En comunicación con La Unión R800 AM, señaló que la disputa con la trabajadora informal le produjo un corte en la mano derecha y otro en el rostro, por lo cual acudió al Hospital Rigoberto Caballero para ser asistido. “El marco de mis anteojos se incrustaron en un costado de mi rostro y algunos pedazos del vidrio me produjeron un corte en la mano”, afirmó.

En torno a la raíz de lo ocurrido, el juez relató que recriminó a la ‘limpiavidrios’ por molestar a una conductora que se encontraba en la misma intersección, momento en el que afirma que cometió la imprudencia de decirle a la trabajadora informal “que vaya a trabajar si quiere dinero”. “Yo tenía que haberme dado cuenta de que se trataba de una persona que no razona y que no estaba en sus cabales”, aseveró, añadiendo que le gritó al grupo que acompañaba a la ‘limpiavidrios’ estando dentro de su vehículo, personas que se abalanzaron contra él, instante en el que desciende de su rodado reprocharlos. “Es esa la imprudencia que cometí”, indicó,  agregando que “son individuos víctimas de una estructura social, que la excluye, además de tener el 80% del cerebro destruido por el crack“. En este sentido, manifestó que lo ideal era acudir a una comisaría a presentar una denuncia por agresión.

Señaló que el incidente duró aproximadamente un minuto.

Arias considera que el problema de los ‘limpiavidrios’ en las calles de nuestra capital y otras ciudades de nuestro país, especialmente del área metropolitana, constituyen un problema de salud pública, no solo político. “Yo creo que esta persona no trabaja porque no quiere, no trabaja porque tiene un enfermedad, en este caso, producto de la intoxicación por químicos”, expuso.

Señaló que derivó el caso a su abogado para que busque una solución. “Vamos a tratar de llegar a un acuerdo con esa persona”, afirmó en referencia a la ‘limpiavidrios’, agregando que es “mejor un mal arreglo que buen pleito”.

Noticias relacionadas

Secciones