La Unión

 “Cerré los ojos, abrí los brazos con mucha fe y pedí a Chiquitunga por la vida de ese niño”

Emocionante relato de la obstetra Blanca Duarte, quien pidió el milagro a Chiquitunga para que un bebé que nació sin signos vitales, pudiera vivir, hoy ese niño tiene 15 años.

El Papa Francisco dio a conocer este miércoles la beatificación de Chiquitunga. Foto/Web

 “Cerré los ojos, abrí los brazos con mucha fe y pedí a Chiquitunga por la vida de ese niño”
8 de marzo de 2018 - 08:36

El Papa Francisco reconoció este miércoles el milagro para la beatificación de María Felicia de Jesús Sacramentado, más conocida como “Chiquitunga”. El milagro corresponde a un bebé que había nacido sin signos de vida en San Pedro, según la obstetra Lic. Blanca Duarte quien atendió al niño, intentaron reanimarlo por varios minutos, sin respuestas, finalmente ella encomendó al pequeño a Chiquitunga y milagrosamente después de unos minutos el niño reaccionó y se recuperó sin quedar con secuela alguna. Actualmente ese milagro se llama Ángel Domínguez y ahora ya tiene 15 años.

En contacto con la 800 AM,  la obstetra Blanca Duarte nos comentó todos los detalles de aquel milagro ocurrido hace 15 años.

“Yo creo que esta historia tuvo que llegar en algún momento a conocerse, en el año 1997 pude conocer mediante una publicación de un diario a Chiquitunga, me llegó mucho la historia de ella, porque tenía siempre mucha fé”, expresó.

Blanca es de Piquete Cué y explicó que de ahí se iba a sus guardias en San Pedro de Ycuamandyjú, dijo que Ángel nació en el año 2002 y cuando le pasaron al bebé en sus brazos, no tenía signos vitales.

“Le llevé en sala de partos e hice todo lo que pude para oxigenarlo, le hice reanimación toráxica, los tubos de oxígeno nos fallaron, los tres que teníamos, cerré mis ojos y pedí a Chiquitunga que interceda a Dios para que este niño viva, a los 30 minutos tuvo reacción cardíaca nuevamente”, sostuvo.

Los padres del niño eran ambos sordomudos, la obstetra señaló que su  preocupación era como iba a entregarle en esas condiciones a sus padres la mala noticia.

“En ese momento me retiré hacia la pared  y ahí hice la intercesión de Chiquitunga , abrí mis brazos de par en par, cerré mis ojos y ahí pedí a la sierva de Dios María Felicia de Jesús Sacramentado que interceda ante Dios para que tenga misericordia de sus padres y que ese bebé pueda tenerlo con vida en sus brazos, entonces con profunda fe hice la intercesión y a los 10 minutos el anestesista me dijo que ya había latido cardiaco, pero fue instantáneo y yo despacito le hacía su reanimación, luego le puse agua de socorro, le hice la señal de la cruz por su cabezita, a los 30 minutos el bebé empezó a dar sus señales de vida, entonces le llevamos a terapia intermedia, luego pidieron su traslado en terapia intensiva a Asunción  y de ahí ya su corazoncito a full trabajando”, recordó.

Hoy ese bebé que nació un 15 de agosto  sin signos de vida, tiene 15 años de edad , y vive con su abuela en San Pedro, porque su mamá trabaja y su papá falleció cuando él tenía 3 años.

Chiquitunga falleció en el año 1959, a la edad de 34 años, y centenares de personas dan testimonio de sus milagros.

 

 

Noticias relacionadas

Secciones