La Unión

“Al ver la foto, dije que la mato”: Hombre confiesa haber asesinado a una joven tras sentirse engañado

Ulises Núñez, único y principal sospechoso de haber asesinado a la joven Nathalia Silveira, de 22 años, confesó haber perpetrado el crimen. Explicó que tenían una relación y que la mató tras descubrir que lo traicionaba. “Tenía el arma, siempre me atajé, pero esta vez ya no pude”, admitió el sujeto.

Ulises Núñez y Nathalia Silveira.

“Al ver la foto, dije que la mato”: Hombre confiesa haber asesinado a una joven tras sentirse engañado
13 de abril de 2018 - 09:24

“Ella me escribió porque era mi día libre”, comenzó relatando el autor confeso, añadiendo: “pero ya sabía yo todo lo que hacía”, en referencia a que la mujer se dedicaba a tener varias parejas.

Afirmó que luego de descubrir que la mujer lo “engañaba”, tomó la determinación de quitarle la vida. “Estábamos saliendo. Después yo le pillé. Ahí dije: a esta la mato”, aseveró a la emisora 970 AM. “Me venía mintiendo desde hacía muchísimo. Descubrí que venía saliendo con miles de tipos y yo tenía contactos con esos tipos, pero ellos no tienen nada que ver”, agregó Núñez.

Detalló que él se encontraba en un grupo de Whatsapp (presumiblemente) el cual lo integraban hombres “que pagan por chicas”. “En un grupo, uno agarra y dice que estaba con ella. Por eso me estaba cambiando la hora”, expuso, en referencia a que, en principio, Silveira le había propuesto encontrarse “para las 5, después me pasó para las 6 y luego para las 7”. “Envían una foto (…) ella se estaba bañando y aparecía su cartera”, dijo, agregando que, tras descubrirlo, “seguí con lo mío”, en alusión a que trató de seguir normalmente el objetivo de la cita. No obstante, aseguró que ya había tomado la determinación de asesinarla. “Ya estaba decidido”, expresó el hombre.

El autor confeso del asesinato manifestó que al momento del encuentro en el motel con la mujer decidió no quitarle la vida porque temía que llegaran a escucharlo, por lo cual “no me iban a dejar salir (del motel)”. “Salimos y ella me llevó de vuelta hasta mi auto. Yo dejé mi auto en una zona oscura justamente porque ya sabía más o menos qué quería hacer. Le dije que no había estacionamiento, que no había lugar (en el motel), que por eso dejé ahí mi auto y que me venga a buscar ahí”, narró, agregando que le afirmó que dejaba su vehículo en ese sitio “porque tenía una sorpresa para ella. Siempre le daba regalos, sorpresas”. Sobre el punto, declaró que precisamente entregarle constantemente obsequios y descubrir que lo engañaba fue lo que lo hizo sentirse traicionado. “Eso fue lo que más me dio rabia”, admitió.

Continuando su narración, contó que en el interior del motel, cuando estaban todavía juntos, revisó nuevamente el chat grupal de Whatsapp, donde uno de los integrantes “que pagan por chicas” envió un screenshot de una conversación con Silveira, en la cual se citaban para un encuentro apenas minutos más tarde. “En el screen había un audio y le pregunté (al otro hombre) ‘¿qué te dijo?’, y me respondió que tenía que encontrarse con ella cerca de las 10:00, 10:30 horas”, aseveró.

“Ella vino (al motel) extremadamente sexy, producida. Revisaba constantemente su celular, había sido era porque se tenía que ver otro tipo, cosa que yo ya sabía. Nos bañamos todo y empezó a producirse frente al toilette del motel, se lavó el pelo, se hacía planchita, cosa que raro en ella”, añadió consecuentemente. “Esto fue la gota que colmó el vaso. Ahí dije: No, yo a esta la reviento”, confesó.

El sujeto relató que, al salir del motel, decidió definitivamente acabar con la vida de Nathalia: “Me acercó a mi auto y le digo que tenía una sorpresa para ella. Estábamos los dos en su auto y le disparé. Le puse a un costado y me rajé con su auto porque varios vecinos salieron a ver qué pasaba”. “Luego de dispararle, el vidrio estaba astillado con una marca de bala, traspasó la ventana. Entonces no podía dejar ahí. Tuve que salir de ahí porque mis huellas iban a estar por todas partes”, agregó Núñez, señalando que posteriormente fue a otro motel, siempre al mando del vehículo de la chica que ya estaba muerta, para ducharse “porque estaba temblando”.

“Salgo del motel con su auto y nuevamente me voy hasta la zona donde estaba mi auto. Pero no lo dejo en el mismo lugar, lo dejo en una zona aún más alejada”, relató más adelante, detallando que fue en ese momento en que descendió del vehículo y fue caminando a buscar combustible de una estación de servicios.

“Vuelvo al auto con una botella de combustible llena, yo le acomodo a ella en la parte de atrás. Manejo de vuelta hasta una zona oscura no tan lejos del centro (de San Lorenzo) y meto el combustible lleno en el auto”, afirmó.

Fue en ese momento en que roció de combustible el automóvil de la joven, le prendió fuego y se dio posteriormente a la fuga. Tras eso, caminó hasta la zona en la que había dejado estacionado su vehículo, cerca del primer motel que había sido punto de encuentro inicial.

En este sentido, descartó haber perpetrado el hecho en compañía de otra persona. “Yo hice solo esto, nadie me ayudó”, aseguró.

En otra parte de la entrevista, indicó que luego de haber descubierto que la mujer lo engañaba, compró el arma con la que posteriormente cometió el crimen. “Siempre me atajé, siempre estuve preparado, desde que me enteré que salía con otros tipos. Me subía (al auto) con ella y con el arma. Me atajaba nomás, pero esta vez ya no pude”, aseveró, detallando que el arma fue comprada de Pedro Juan Caballero hace unos días.

Núñez dijo que ella conocía a la mujer desde hacía dos años, pero que hasta hace poco no sospechaba de las actividades a las que se dedicaba la mujer. “Me decía que no había nadie más”, afirmó.

Admitió que ahora tiene miedo de entregarse a la Justicia. Así mismo, señaló que no quiere que su familia lo defienda jurídicamente. “No merezco que gasten por mí”, dijo, añadiendo: “le maté a una persona, me voy a pudrir en la cárcel, voy a estar preso sí o sí”.

Núñez confirmó que se encuentra en Argentina, aunque no detalló en qué punto específico del vecino país se encuentra. Se presume que se hallaría en San Isidro, municipio del conurbano bonaerense. Según datos policiales, el hombre compró un boleto de micro con destino a Buenos Aires, el cual abordó pasado el mediodía, pocas horas después del hecho.

El cuerpo de Natalia Lorena Silveira Alonzo fue completamente calcinado dentro del interior de un automóvil de la marca Toyota, modelo Vitz.

El macabro hecho ocurrió entre la noche del martes y la madrugada del miércoles pasados en el barrio San José, de la ciudad de San Lorenzo.

Noticias relacionadas

Secciones