La Unión

Al fin, Bower y dos expolicías enfrentarán juicio oral y público por supuesto caso de tortura

El juez penal de Garantías Gustavo Ama­rilla determinó ayer que Walter Bower, exministro del Interior acusado de tortura, enfrente juicio oral y público. El exsecretario de Estado deberá enfrentar la última etapa de su proceso en compañía de dos excomisarios.

Walter Bower (de camisa), en compañía de sus abogados. / Foto: ABC Color.

Al fin, Bower y dos expolicías enfrentarán juicio oral y público por supuesto caso de tortura
13 de julio de 2018 - 10:03

En contacto con La Unión R800 AM, el magistrado explicó que para este proceso final se tendrá en cuenta todo lo guardado en el expediente y en sus copias originales. “Todo eso está habilitado para que pueda ser valorado en juicio oral”, aseguró.

El juez explicó que primeramente admitió las acusaciones contra los procesados, después resolvió todos los incidentes planteados en la audiencia preliminar. Finalmente, elevó la causa a juicio oral, última etapa del proceso.

Señaló que no quiere adelantarse si finalmente podría ser condenado a la cárcel el exministro del Interior, ya que ese trabajo corresponde al Tribunal de Sentencia. “La defensa pidió la prisión de Bower”, indicó el juez.

Sobre el extravío del cuaderno original de novedades de la Infantería, Ama­rilla explicó que fue ofrecida por el abogado querellante, Rolando Alum, y que fue admi­tido por ser copia autenticada. En este sentido, el juez envió un oficio a Sandra Quiñónez, Fiscal General del Estado, en el cual informó sobre lo ocurrido durante la audiencia prelimi­nar, en la cual el fiscal Fabián Centurión reconoció no contar con pruebas documentales y que tampoco presentó el texto al momento de la acusación justificando que “se extra­vió de las gavetas de la Fiscalía”.

Bower, exministro del Interior, se encuentra investigado por el hecho punible de tortura en grado de coautor en compañía de los expolicías también procesados Merardo Palacios y Osvaldo Vera. El suceso habría ocurrido en el predio de la Infantería de Marina, en el que los tres mencionados están acusados de haber torturaron al comisario Alfredo Cáceres y al oficial Jorge López el 21 de julio del año 2000 con el objetivo de obtener información sobre el intento de golpe de Estado contra el gobierno del entonces presidente de la República, Luis Ángel González Macchi, producido entre el 18 y el 19 de mayo de aquel año.

Noticias relacionadas

Secciones