La Unión

Activistas aseguran que hubo “manos negras” en sentencias de caso Curuguaty

Lisa Meyer, miembro del Congreso Democrático del Pueblo, celebró la absolución y anulación de la condena de los 11 campesinos por el caso Curuguaty. Aseguró que “hubo manos negras que obligaron o compraron” para que las sentencias contra los labriegos sean dictadas y ratificadas. Esta mañana ya saldrían de Tacumbú los campesinos absueltos por el caso.
Activistas aseguran que hubo “manos negras” en sentencias de caso Curuguaty
27 de julio de 2018 - 09:36

“Por fin esta farsa se ha caído (…) ellos son inocentes”, expresó la activista, admitiendo que no esperaba una respuesta favorable en esta instancia.

Señaló que en el transcurso de esta mañana presentarán el documento en la cárcel de Tacumbú mediante el cual se espera la liberación definitiva de los campesinos. “Esperemos que hoy a las 10 de la mañana ya estén con nosotros en la carpa de la resistencia”, expuso en referencia al campamento que activistas habían puesto frente a la sede del Poder Judicial.

Así mismo, recordó que la empresa Campos Morombí, perteneciente a la familia del fallecido exdiputado Blas N. Riquelme, había solicitado presencia policial en una finca que, en realidad, no le correspondía, y sobre la cual los campesinos reclamaban como tierras del programa de la reforma agraria.

Leé más: Curuguaty: Anulan condena para los 11 campesinos

Más allá de la celebración, Meyer afirmó que analizarán cuáles medidas solicitarán contra la fiscal Ninfa Aguilar, quien encabezó la investigación, y la jueza Yannine Ríos que, sin pruebas, elevó la causa a juicio oral, cuestionando que de la misma forma el Tribunal de Sentencia condenó y el Tribunal de Apelaciones por unanimidad ratificó todas las condenas. “No sé cómo quedan estos delincuentes que les condenaron y les privaron de 6 años de libertad”, expresó.

En este orden, dijo que se demostró que en el caso “hubo manos negras que obligaron o compraron” para que esas sentencias sean dictadas y ratificadas. “El pueblo necesita saber que es lo que pasó exactamente en Curuguaty”, dijo la activista social.

Hoy recuperan su libertad

El 11 de julio de 2016 el Tribunal de Sentencia, integrado por los jueces Ramón Trinidad Zelaya, Benito Ramón González y Samuel Silvero, condenó como principal responsable de la masacre a Rubén Villalba a 30 años de pena más cinco de medidas de seguridad por homicidio doloso acabado, asociación criminal e invasión de inmueble ajeno. También condenaron a Luis Olmedo Paredes (20 años); Arnaldo Quintana y Néstor Castro Benítez (18 años), todos por homicidio doloso acabado, invasión de inmueble ajeno y asociación criminal.

Así mismo, fueron condenados Lucía Agüero, María Olmedo y Dolores López (6 años); Felipe Benítez Balmori, Adalberto Castro, Alcides Ramírez y Juan Tillería (4 años). Estos últimos ya cumplieron su condena y se hallan en libertad.

Noticias relacionadas

Secciones