La Unión

Abrieron imputación contra juez que intentó “salvar” a Pavão de la extradición

El fiscal Luis Piñánez abrió una imputación contra el juez de Santaní Crescencio Ocampos por el hecho punible de prevaricato, luego de que este haya intentado frenar la extradición del narcotraficante Jarvis Chimenes Pavão al Brasil. En principio, el magistrado se expone a una pena de dos a cinco años de cárcel.

Crescencio Ocampos.

Abrieron imputación contra juez que intentó “salvar” a Pavão de la extradición
28 de diciembre de 2017 - 11:49

En comunicación con La Unión R800 AM, señaló que espera que primeramente el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM) le despoje de la inmunidad a Ocampos para posteriormente dar acceso a la imputación, lo cual se concretaría en el transcurso de la jornada. “Luego vamos a esperar que un juez penal de Garantías llame a una audiencia de imposición de medidas”

Indicó que desconoce dónde se encuentra en estos momentos el juez en cuestión, quien, luego de haber firmado una resolución de habeas corpus procurando beneficiar a Pavão, “desapareció”. No obstante, se maneja la información de que está fuera del país. “Si no se presenta, se lo declarará en rebeldía y posteriormente se le dictará orden de captura”, manifestó.

Piñánez indicó que Ocampos, como es juez en lo civil, comercial y laboral, no tiene competencia para otorgar habeas corpus a Jarvis Pavão. “Él no era competente para admitir el estudio. Lo que los recurrentes decían era que existía un riesgo inminente contra la vida de quien solicitaba pero fuera del territorio nacional. Con el habeas corpus lo que se precautela es la seguridad de una persona que se encuentra privada por órganos estatales que prescriban la libertad de una persona dentro de nuestro territorio”, explicó, agregando que “esto es una cuestión hasta básica”.

En ese orden, el fiscal anunció que se investigará a quienes le otorgaron el permiso laboral tres días antes de que comiencen sus vacaciones. “Todo es muy llamativo, principalmente que haya otorgado esta medida un día antes de su extradición”, aseveró.

Detalló que, en principio, Ocampos se expone a una pena de dos a cinco años de cárcel. En casos graves, se prevé un castigo de hasta 10 años de prisión.

Prevaricato es un delito que consiste en que una autoridad, juez o similar firma una resolución arbitraria en un asunto administrativo o judicial conociendo que la decisión es injusta y contraria a la ley.

Noticias relacionadas

Secciones