La Unión

9 comedias románticas que no te puedes perder

Soñamos con encontrar a esa persona que nos haga sentir mariposas en el estómago,miradas que reflejan pasión y abrazos eternos que parecen suspiros. Tal vez por eso nos gustan esas películas que debemos ver si creemos haber encontrado al amor de nuestra vida y que tienen un final rosa, estilo “vivieron felices para siempre”.
9 comedias románticas que no te puedes perder
8 de julio de 2017 - 11:00

¿Quién no se ha ilusionado con un amor como La Cenicienta oAmélie? Incluso si acaban mal, como Blue Valentine, las historias de amor y romance tienen un encanto que atrapa a cualquiera. Quizá te gustaría vivir esas historias que tanto te han hecho llorar, pero las películas de comedia romántica dan una idea más original sobre el amor.

Este tipo de filmes son una combinación de dos géneros. Obviamente, las comedias románticas mezclan elementos del romance y la comedia. Su línea argumental o hilo narrativo comúnmente trata sobre un hombre y una mujer. Se conocen desde hace tiempo o recién empiezan a ser amigos  y una atracción comienza a nacer entre ellos. A menudo, al igual que en obras cómicas de William Shakespeare, comoSueño de una noche de verano, las tramas consisten en enredos, lo que genera situaciones chistosas que a la vez derivan en situaciones románticas. Toda cinta de este género suele culminar en boda o fiesta. Muchas de estas producciones han pasado a la historia como grandes ejemplos de la filmografía, sin duda un aporte al séptimo arte. Si te gusta reír, pero también conmoverte con una buena historia de amor, te recomendamos nueve comedias románticas para entender el amor y reírse con él.


La boda de mi novia (Paul Weiland, 2008)


La película fue publicada en 2008 y narra la historia de Tom, un hombre de éxito que lleva una buena vida y sabe que siempre puede contar con Hannah, su mejor amiga y la única que le importa en su vida. Todo va bien hasta que Hannah decide irse a Escocia por seis semanas. Tom se da cuenta de que su vida sin su confidente no es nada, así que decide buscarla. Entonces se entera de que su amiga se ha comprometido con un escocés. Hannah le pide a su amigo que sea su dama de honor. Él acepta de mala manera, pero sólo para enamorarla antes de que sea demasiado tarde.

Siempre el mismo día (Lone Scherfig, 2011)

Es una adaptación de David Nicholls y es dirigida por Lone Scherfig. Esta película cuenta la historia de amor entre Emma y Dexter, quienes se conocen el día que terminan la universidad. A partir de ahí empiezan a construir una amistad muy importante para ambos y con el tiempo se dan cuenta de que significa más que eso.


El diario de Bridget Jones (Sharon Maguire, 2001)




Comienza el año nuevo y Bridget Jones, una soltera de 32 años, se encuentra en una gran depresión, con 13 kilos de peso extra. Es empleada de una agencia publicitaria en Londres, donde no se siente a gusto, pues su vida amorosa comienza a complicarse cuando se enamora de su jefe y un hombre de su pasado también entra en escena, por lo que decide tomar las riendas de su vida. Para ello hace una lista de cuatro propósitos.

La boda de mi mejor amigo (P.J. Hogan, 1997)



Esta cinta cuenta con la participación de Julia Roberts, Dermot Mulroney, Cameron Diaz y Rupert Everett. El drama comienza cuando Julianne Potter (Julia Roberts) se da cuenta de que está enamorada de su mejor amigo, justo el día que él la llama para anunciarle que se va a casar con una chica de la alta sociedad. Julianne tiene tres días para impedir la boda o seguir con su bonita amistad.

El artista (Michel Hazanavicius, 2011)




Dirigida por Michel Hazanavicius, es una película que fue nominada al Oscar. Esta cinta es un gran tributo al cine mudo y transporta a los espectadores a un universo que muchos han olvidado. Todo comienza con una gran estrella de la pantalla, quien ha sido famoso y tenido una vida de lujos. Con la llegada de la cintas sonoras, su carrera corre peligro de quedar sepultada. Pero conoce a la joven actriz Peppy Miller, quien empezó su trayectoria como extra y se convierte en una estrella del cine sonoro y su verdadero amor. 


Amélie
(Jean-Pierre Jeunet, 2011)

Todo comienza con Amélie, una chica totalmente diferente a cualquier jovencita. A ella le interesa saber más sobre cualquier cosa y descubrir nuevos caminos. Cuando cumple los vientitantos años de edad descubre su objetivo en la vida: arreglar la de los demás. A partir de ahí, inventa toda clase de estrategias para intervenir en los asuntos de quienes la rodean y hace de celestina, hasta que finalmente encuentra al amor de su vida, Nino.

500 días con Summer (Marc Webb, 2009)


Cuenta la vida de Tom, un arquitecto y diseñador de tarjetas, y Summer, la nueva secretaria del jefe de la compañía en la trabaja Tom. La chica no cree en el amor verdadero, pero Tom está locamente enamorado de ella. La misión de él es conquistarla porque está totalmente convencido de que es la mujer de su vida.


Amigos con beneficios (Will Gluck, 2011)

 Cuenta la historia de Jame, una chica que tiene un trabajo exitoso, pero en la vida amorosa es un fracaso. Su último novio la abandona cuando creía haber encontrado a su hombre ideal. Dylan es un escritor de una revista con asuntos emocionales. Ambos se conocen por cuestiones de trabajo y se sienten atraídos. Comienzan una relación sexual, pero eso no significa que exista un amorío. La situación se complica cuando comienzan a sentir algo más que amistad.

Amor y otras adicciones (Edward Zwick, 2013)


Todo comienza cuando Maggie, una chica extrovertida, inconformista y fascinante, no permite que nadie la limite. Pero se encuentra con Jaime Randall, un chico conquistador de las mujeres y vendedor de productos farmacéuticos. Ambos se conocen y comienzan una relación sexual, pero se enamoran y tienen que superar algunos problemas.

 

Fuente: Cultura Colectiva

Noticias relacionadas

Secciones