La Unión R800 AM

8 cosas que aprendes en tu primer viaje solo

Cada vez son más arriesgados o más lejos, o tal vez son más enigmáticos o más simples, pero lo cierto es que la gente, la convergencia de culturas y la libertad que otorga un viaje es un buen motivo para escapar de la rutina a la menor oportunidad.

Ilustración / Cultura Colectiva.

8 cosas que aprendes en tu primer viaje solo
28 de mayo de 2017 - 14:20

No siempre se pueden hacer viajes acompañado de la familia o de los amigos, son varios los factores que se combinan para que esto no suceda; sin embargo, no es un impedimento para recorrer el mundo.

A veces viajar solo tiene ventajas que no esperarías, claro, hay desventajas, pero eso no hace menos gratificante un viaje en el que convives contigo mismo y te conoces mejor. También obtienes beneficios y aprendizajes que te servirán para futuros viajes en solitario.

 

Sabes cómo manejar tu dinero

Llevas una parte del ahorro, pero el resto lo dejas en el banco para usarlo solamente cuando sea de suma importancia.

Consejo: Trata de llevar poco dinero para poder guardarlo con facilidad y también imponerte un límite de gasto. Consulta las casas de cambio en caso de estar en otro país y encuentra la que mejor se adapte a tus necesidades. Aunque también puedes hacer retiros de los cajeros automáticos si la comisión es pequeña.

 

Sabes que un botiquín es básico

Así como empacas todos los artículos de limpieza o los cables de los aparatos electrónicos, un botiquín es básico en el equipaje.

Consejo: Lleva todo lo que creas que te servirá y te sacará de un apuro como medicamentos que no requieren de receta médica, vendas, bandas adhesivas y un antiséptico. No necesitas uno muy grande, pro si uno que te saque de apuros cuando lo requieres.

 

Te vuelves un experto en hacer presupuestos

Aprendes a distribuir el dinero en los diferentes destinos que tienes pensados, ya sea para comer, algún souvenir o un museo que quieras visitar.

Consejo: Para ello es importante hacer un ruta de viaje previa y tener alguna otra cuenta de ahorros o al menos un sitio en donde llevar un dinero extra, el cual sabes que es para una emergencia seria.

 

Viajar de menos a más

Entiendes que es mejor visitar un país o sitio más pequeño o barato y poco a poco ir yendo a lugares más caros, grandes o concurridos.

Consejo: Es mejor empezar en lugar en dónde no habrá muchas complicaciones y terminar en las grandes urbes del mundo en donde la vida es muy acelerada.

 

No es una película

Quizá cuando vas en camino a la aventura te imagines un viaje de chick flick, en donde todo resultará muy cómodo y aunque habrá peripecias, saldrás victorioso. No, para nada se acerca, si hay problemas entonces es momento de tratar de solucionarlos; no habrá un hada madrina o un galante caballero esperando solucionar todo.

 

Sonreír no requiere traducción

Un gesto de amabilidad será siempre una sonrisa; a veces un detalle como éste da mucho más a entender que si buscas decir alguna frase en un idioma completamente ajeno. Por lo tanto, sonreír es siempre la mejor opción, además generas empatía con las personas y la comunicación se dará más fluidamente.

 

Te informas

Terminas buscando información del lugar que visitas desde antes de irte, se convierte casi en una obsesión. Te interesas tanto en sus historia que dudas de a ratos si naciste en el país correcto. Es bueno ya que no llegas en blanco y seguramente ampliarás tu información al estar en el sitio. Aprender sobre los monumentos más importantes, los sucesos más destacados o los personajes ilustres sólo es señal del respeto que le tienes a una cultura ajena.

 

Te conoces más

Aprendes a estar solo por unos días. Entiendes las actitudes que tus amigos y familia deben recibir de ti. Puede que descubras que has tenido una mala actitud ante la vida o tal vez tu optimismo era exagerado. Descubrirás qué es lo que necesitas de ti mismo o de los demás y porqué.

 

  • Cultura Colectiva.

Noticias relacionadas

Secciones